Fermín Bocos

Sánchez compra tiempo

Reconoce, eso sí, una obviedad: que en el intento de golpe del que fueron capítulo señalados la celebración de una consulta ilegal y el sainete parlamentario que desembocó en la proclamación de la República catalana, les falto contar con una masa social de mayor cuantía.Y a eso es a lo que anuncia que va a dedicarse Esquerra Republicana, a ganar más apoyo para la causa independentista.

Sánchez compra tiempo

Reconoce, eso sí, una obviedad: que en el intento de golpe del que fueron capítulo señalados la celebración de una consulta ilegal y el sainete parlamentario que desembocó en la proclamación de la República catalana, les falto contar con una masa social de mayor cuantía.Y a eso es a lo que anuncia que va a dedicarse Esquerra Republicana, a ganar más apoyo para la causa independentista.

Vencer el miedo escénico

Me refiero a la oposición –Partido Popular, Ciudadanos y Vox– partidos que tienen anunciada su participación el próximo domingo día 13, en Madrid en una manifestación de repudio a la concesión de los indultos .Esta manifestación, encabezada por el filósofo Fernando Savater,en función del grado de respuesta que obtenga, si es multitudinaria, podría ser el único argumento que podría hacer reflexionar a Pedro Sánchez acerca de la deriva en la que ha embarcado al Gobierno de España.

Otros pagan los platos rotos

Todos vimos que lo que allí se sustanció fue un pulso político entre la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, y el propio Pedro Sánchez, quien una vez conocida la magnitud del desastre le faltó tiempo para desviar la atención forzando la dimisión de Ángel Gabilondo y la del secretario de los socialistas madrileños.Para que la estrategia de ocultación de responsabilidades funcione debe haber un testaferro que sea blanco de las críticas por los desaciertos en la gestión.

El fantasma de la foto de Colón

Vivimos tiempos de “telecracia” en los que la política se hace más en los platós que en el Parlamento y en ése terreno -el de los medios- el sanchísmo cuenta con abundantes colaboradores.Turiferarios disfrazados de politólogos que intentan silenciar el porqué de la convocatoria de una manifestación en Madrid el próximo día 13 de Junio hablando del gran error que, según ellos, han cometido tanto el PP como Ciudadanos al anunciar que sus respectivos líderes Pablo Casado e Inés Arrimadas asistirán a la manifestación.Les ha faltado tiempo para sacar a paseo el fantasma de la famosa “foto de Colón”, de cuando hace tres años estos partidos, junto a Vox, se manifestaron en el mismo lugar para protestar porque Pedro Sánchez había aceptado reunirse en una “mesa” de negociación y de igual a igual con el entonces presidente de la Generalidad de Cataluña aceptando -como le exigían los independentistas- la presencia de un “relator” internacional.