José Pereira Alcántara

Cuestión de afinidad

Hasta ahora quizá no se interpretó de forma adecuada el mensaje que se le lanzaba desde Ravella para avenirse a afianzar el necesario y casi obligado pacto de ciudad entre la Autoridad Portuaria y el Concello para desencallar cuestiones estratégicas para el crecimiento de Vilagarcía como el uso de O Ramal o la ubicación del nuevo centro de salud en las dependencias de la antigua Comandancia.Cuando el acuerdo parecía imposible en lo que parecía una estrategia de confrontación sistemática entre ambos, llegó un relevo en el Puerto y su nuevo inquilino, José Manuel Cores Tourís, quizá por su talante municipalista, comenzó a tejer un hilo de entendimiento con el Ayuntamiento que ha comenzado a dar sus frutos en pocos meses.La primera reunión distó de ser un mero formalismo porque ambos dirigentes se conocían de sobra y fue ahí donde comenzaron a trabajar en la Vilagarcía que viene.