libertad expresión

Libertad para ofender

Por ello nos cuesta trabajo entender la pertinaz defensa de algunos del derecho a ofender, que nada tiene que ver con la defensa de la libertad de expresión o, lo que es lo mismo, no entiendo el ejercicio de esta libertad como arma para denigrar u ofender a un tercero.

Violencia y prensa controlada

El segundo asunto es la respuesta del vicepresidente a un diputado en la que defiende el control público de los medios de comunicación privados.

Sánchez reacciona

Eso es vandalismo ¿Hace falta recurrir al Código Penal, a Kant, a la jurisprudencia, al derecho comparado, para entenderlo?Sin embargo, estas falanges macedónicas de la ira que llevan el caos a las noches de Madrid, Barcelona, Lérida, Valencia, etc., son vistas como “antifascistas” con los que se solidarizan los dirigentes de UP. Otros creemos que actúan con preconcebidas tácticas de guerrilla urbana y llevan la intolerancia en el ADN.La intolerancia está en el escudo de armas del fascismo.