opinión pública

La sede como símbolo

Cuando el electorado del PP y en general la opinión pública más atenta esperaba con interés la reacción de la cúpula del partido tras el análisis hecho sobre la severa derrota sufrida en las elecciones catalanas, Pablo Casado salió en comparecencia televisiva anunciando el próximo abandono de la emblemática sede en la madrileña calle de Génova como símbolo de ruptura con los casos de corrupción del partido en el pasado.Dio también a conocer otras novedades de relieve, como un plan específico para Cataluña y su propósito de empezar a trabajar ya en un documento político de cara a la convención nacional de otoño en la que se apruebe todo un rearma ideológico para recuperar los millones de votos que tiempo atrás se fueron a Ciudadanos y ahora también a Vox.