5º-14º

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Presión fiscal

La asfixia ocasionada por la presión fiscal no es buena idea

Este hecho es poco habitual después de una crisis, momentos en lo que la recaudación suele verse limitada como necesidad de recuperación, en un momento en el que las empresas tienen muy recientes las heridas post-COVID.Cabe recordar que la inversión de las empresas depende del sistema tributario de los países, en las que los tipos impositivos demasiado altos provocan incluso deslocalizaciones. En una realidad en la que las empresas además de sufrir esta presión fiscal, tienen que sobrevivir a los repentinos y numerosos cambios normativos, esto genera un ecosistema preocupante de inseguridad jurídica en la que es vital el correcto asesoramiento para evitar riesgos.  Con la incorporación de los nuevos impuestos, cabe asegurarse de que se cumplen con las nuevas obligaciones correctamente, sin pagar de más, gestionando la fiscalidad de los negocios de manera eficiente.

1 2 3 4 5