Ross

Ross: “En este equipo estamos motivados al cien por cien”

El central Ross pudo jugar la final por el ascenso gracias a que Competición hizo justicia al retirarle la tarjeta que motivó su expulsión en la final.

Multa de 300 euros al Arosa

La Federación Galega de Fútbol sancionó al Arosa con una multa de 300 euros y apercibe al club de la clausura del campo de A Lomba por “alteración de carácter grave” por lo que considera “reiterado” lanzamiento de balones desde la grada en distintos momentos del partido por parte de los aficionados locales, que después accedieron, según indican al terreno de juego.En este caso no se han tenido en cuenta las alegaciones presentadas por el club porque la prueba videográfica “acredita lo reflejado en el acta arbitral”.Además, se da la circunstancia de que el árbitro señala que no se alertó al público de que no entrase en el campo, algo que resultó imposible para el Arosa, ya que el propio colegiado prohibió expresamente que se utilizase la megafonía del campo, ni siquiera para anunciar los cambios.AscensoEl árbitro que pitó el partido ante el Estradense ascendió ayer a Segunda B Por otra parte, el comité estima los argumentos y pruebas remitidas por el Arosa para retirar la segunda tarjeta amarilla al central Ros, por lo que podrá jugar la histórica final ante el Somozas el próximo domingo a las 17.00 horas, aunque cabe la posibilidad de que el encuentro se retrase una hora.En la resolución se especifica que en el acta el árbitro escribió que amonestó al futbolista arlequinado por “disputar el balón a un adversario con el pie en alto, golpeándole de forma que estimé temeraria”.

El Arosa recibe al Alondras con el ascenso ya en juego

La baja de Mon aumenta los problemas locales, que no pueden contar con Campillo y Ross. Preocupa el mal estado del campo

Desestiman el recurso del Arosa por la tarjeta amarilla al central Ross

El jugador no jugará ante el Alondras y comenzará la liga por el ascenso apercibido de suspensión