todos

El lehendakari quiere que siga el estado de alarma

Por mucho que el Ejecutivo insista una y otra vez, las comunidades autónomas no tienen garantías que les permitan tomar determinadas medidas, como el cierre de los establecimientos de hostelería y, de eso, Urkullu sabe mucho, dado que fue un juez el que le tumbó esa medida ya en una ocasión.

Lo que todos vimos venir con Marruecos

No es muy elegante eso del “te lo dije”, pero es que lo del cabreo de Marruecos por la acogida en España del líder del Frente Polisario lo veíamos todos excepto, al parecer, la ministra de Exteriores.

Un trabajo bastante chapucero

Habrá que esperar a ver si en esta ocasión sí son capaces de no meter la pata y se ganan la nómina recuperando para todos lo que fue y es de todos.

Mascarada

“Fendetestas” todos del inanimado bosque de nuestros temores que nos salimos a los caminos armados de absurdas e inconstantes prevenciones y embozados en tan ridícula proporción exigiéndonos la dudosa sanidad en la duda de la enfermedad, para terminar embolsados todos en un pantanal de absurdas exigencias que buscan protegernos ocultándonos la sonrisa y cegándonos el habla en la mismísima soledad de la mirada.Una cruzada de cofrades de una Santa Compaña sin origen ni destino que van y vienen, se cruzan y descruzan hasta conformar un nudo a la altura de la boca que nos uniforma e informa del acervo temor a lo invisible que cabe habitar en nuestras visibles indolencias, cansancios y perezas.

El estado de alarma que todos quieren

es posible que si las elecciones en Madrid no fueran el próximo 4 de mayo, el presidente del Gobierno se planteara buscar apoyos para mantener el estado de alarma.