Torun

Ana Peleteiro: "No quería marcharme sin un puesto en el podio"

Con el último salto sentí un choque de emociones: alegría, alivio y rabia, por quedarme a un centímetro (del oro)", comentó.La saltadora de triple confesó, sin embargo, que la medalla de plata "es una alegría absoluta" y está "supercontenta".Un último salto, de 14,52 metros, le dio el subcampeonato en Torun, dos años después de su victoria en Glasgow."Saqué ese gen competitivo que yo misma desconocía que tenía y que ha sido el reflejo de convivir cinco años con Iván (Pedroso, su entrenador), que era un crack ganando campeonatos en el último salto.