Los vecinos de Guillán vuelven a vivir otra noche de pesadilla con arrastre de agua y lodos

Así quedó la zona enlodada tras las fuertes lluvias de ayer | cedida
|

Otra noche de pesadilla para los vecinos de Guillán. Las fuertes lluvias de la última jornada volvieron a revivir un episodio que tiene a muchos sin dormir desde hace jornadas. Nuevamente se produjo un gran arrastre de agua y lodo hacia la zona del lavadero y de la fuente, así como de varias casas, por una obra muy próxima. Los vecinos apuntan que “puxeron alí unhas cousas para evitar os desprendementos, pero iso se non se limpa todos os días non vale absolutamente de nada”. De ahí que reconozcan que viven con el miedo en el cuerpo porque “por exemplo a unha casa daquí o arrastre xa lle tirou co muro”. Y es que el agua y su arrastre provoca una fuerte erosión. “Fixeron o rego, pero cae de caixón que a auga ten que vir hacia baixo e, claro, vén hacia as casas e aí é cando se arma a gorda”, matizan.


En todo caso, y después de varias denuncias continuadas a lo largo de las últimas jornadas, desde el área de Urbanismo del Concello de Vilagarcía ya se envió a técnicos al lugar para determinar si la obra que se está ejecutando se corresponde con la que el promotor presentó para conseguir el permiso.Y es que el 23 de diciembre se registró en Ravella una comunicación previa para la realización en la finca en cuestión de labores de “desbroce, limpieza y destocamiento”. El 19 de enero, desde la administración municipal se requiere a los promotores informes de Augas de Galicia, por la proximidad de un regato a la zona donde se llevan a cabo las tareas, y de Medio Rural, por ser de protección forestal.

Los vecinos de Guillán vuelven a vivir otra noche de pesadilla con arrastre de agua y lodos