El ministro de Pesca asegura que el Brexit tiene “un coste muy limitado” para el sector en Galicia

Luis Planas y Alberto Núñez Feijóo, el viernes en Santiago | EFE
|

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, garantizó, en medio de una gran preocupación por las consecuencias del Brexit, que tendrá un coste muy limitado para Galicia y su sector pesquero. Planas, en una entrevista emitida por Radio Galicia, hizo una enarbolada defensa de la negociación y la presión ejercida sobre el Reino Unido para garantizar un “buen acuerdo”, al menos, para un lustro.

El ministro lanzó un mensaje de tranquilidad al sector y, aunque entiende su preocupación, aseguró que “tras los acuerdos del Consejo de Ministros y la conclusión del Brexit, esa actividad va a poder continuar”. Obviamente, “habrá un coste”–dijo– “pero será limitado para España” y Galicia.

Las incógnitas llegarán a partir de 2026, cuando habrá que negociar el acceso a aguas británicas. Con todo, Luis Planas se mostró optimista al creer que Gobierno central, Xunta y los colectivos directamente implicados sabrán afrontar ese reto con garantías.

“La estabilidad en las cuotas se va a mantener después en las pesquerías más importantes, como la merluza, el rape o el gallo”, vaticinó el ministro.

El titular de Agricultura y Pesca quiere trabajar mano a mano con la Xunta en la defensa de los intereses de la pesca.

Y, sobre su sintonía con el Gobierno gallego, indicó de él mismo que es “un hombre positivo y constructivo” y, dado que Galicia es la “comunidad que más peso específico tiene en pesca”, ve “lógico” que el ministro del área opere en cooperación estrecha.

 

Reivindicación

El viernes, tras reunirse con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y después las duras críticas vertidas en las últimas semanas por parte de la Xunta hacia el acuerdo del Brexit, Planas reivindicó que la negociación capitaneada por la Comisión, pero en la que él participó junto a otros siete ministros, fue “compleja” y “dura”.

Según sus palabras, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación intentó “limitar la afectación” a la “presencia” de la flota española en las aguas británicas. Así, aunque admitió que el sector está “preocupado” por su presente y su futuro tras el acuerdo, ha calificado de “muy significativo” el hecho de que se hayan eliminado aranceles en la introducción de productos del Reino Unido al mercado comunitario.

Sin embargó, tras su reunión con el ministro, Feijóo no dudó en tachar de “preocupante” el pacto del Brexit y en resaltar la “buena negociación” que consiguieron concluir los británicos: “La pesca ha sido la última parte del divorcio y cuando se deja algo para el final es porque una parte tiene mucho interés en eso”.

 

Leche

En cuanto al sector lácteo, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación consideró legítima la reivindicación de precios dignos.

Por ello prometió un mayor apoyo para controlar la cadena de valor y evitar que la leche se utilice como producto reclamo en los supermercados.

El camino, ahondó, pasa por “hacer contratos por escrito” que aporten “transparencia y previsibilidad a los ganaderos”.

Ese es uno de los puntos claves del proyecto de Ley que esta semana empieza su trámite en el Congreso de los Diputados. A pesar de los intereses, a veces contrarios, de unas comunidades y otras, aguarda que, si prima la unión, haya “bases” para hacer una buena PAC.

Por último, Luis Planas compartió su teoría de que la pandemia supone una oportunidad para reivindicar el rural como modo de vida.

El ministro de Pesca asegura que el Brexit tiene “un coste muy limitado” para el sector en Galicia