Ravella reubicará marquesinas en función del número de usuarios

La llegada de las lluvias motivará aún más la búsqueda de soluciones e. moldes
|

El gobierno local de Vilagarcía todavía está analizando la situación y ubicación de las marquesinas de transporte público y escolar que están colocadas, sobre todo, en las zonas rurales. Hace unos meses el Partido Socialista solicitaba en un Pleno de la Corporación la colocación de estas estructuras en algunos puntos de parroquias como la de Rubiáns con el fin de garantizar que, cuando llueve o hace mal tiempo, los niños que esperan por el transporte escolar para acudir al colegio tengan donde guarecerse. En aquel momento la edil de Educación y también portavoz del Gobierno, Rocío Llovo, se mostraba abierta a analizar la situación y ver qué se podía hacer.
Desde el Concello apuntan que lo que se está viendo es un poco el ratio de usuarios que tiene cada parada o si, por ejemplo, algunas de las marquesinas que existen en la actualidad han quedado sin uso. De esta forma se podrían utilizar para otros sitios para ver hasta que punto se pueden ahorrar en gastos.
Cabe destacar que muchas de las marquesinas de autobús ubicadas en zonas del rural están destrozadas y que, por lo tanto, necesitan de un lavado de imagen. Lo que intenta hacer en un primer orden el Concello es ver qué lugares necesitan más de estas estructuras y actuar en consecuencia.
Mientras que no empiecen las lluvias la necesidad de las marquesinas en algunos puntos de la localidad es menos urgente. De todas formas es una asignatura pendiente que el gobierno municipal debe resolver.
Muchas de las estructuras están en mal estado precisamente por el paso del tiempo o también por los desperfectos provocados por los vándalos.

Ravella reubicará marquesinas en función del número de usuarios