Galicia pide movilidad mínima en Nochevieja y celebraciones “estrictamente familiares”

Varios policías municipales en la Puerta del Sol | eduardo parra
|

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, instó a la ciudadanía a realizar los desplazamientos “mínimos” en Fin de Año y a tener una celebración de despedida “estrictamente familiar”.

Comesaña manifestó que esperan que en estas fechas pase “lo mismo” que en Nochebuena y Navidad, de las que destacó el “comportamiento excelente e impecable de los gallegos haciendo una movilidad mínima”.

Por ello, volvió a pedir que haya los desplazamientos “mínimos” e “imprescindibles” y que las reuniones sean, prioritariamente, “solo con convivientes”. “Nuestra primera y más fuerte recomendación”, recalcó.

Más hora para los bingos
Los establecimientos y locales de juegos y apuestas, como casinos y bingos, tendrán la posibilidad de abrir más horas en Nochevieja, hasta las 23.00 horas, en un total de 39 municipios gallegos en los que, sin embargo, la hostelería tendrá que permanecer cerrada en atención directa desde las 18.00 horas ese mismo día.

Se trata de una excepción que recoge el Diario Oficial de Galicia (DOG) en su edición bis del martes 29 de diciembre, en la cual se publicaron las medidas decretadas por la Xunta tras el comité clínico del lunes, que presidió Alberto Núñez Feijóo.

Sin embargo, esta medida con respecto a los locales como bingos y casinos no fue anunciada en la rueda de prensa posterior al comité clínico que ofreció Comesaña, ni en la del presidente de la Xunta tras el Consello. 

Así las cosas, desde ayer, restaurantes y bares podrán abrir en los ayuntamientos con los dos niveles más duros de restricción hasta las 18.00 horas, una hora más de lo que estaba establecido hasta este momento. 

Esta medida coincide con el segundo periodo vacacional de la Navidad, pero permanecerá más allá de estas fiestas, ya que se ha estudiado, dijo el propio Feijóo, que no incidirá en una evolución negativa de la pandemia.

En otra línea, con el fin de evitar encuentros a primera hora de la mañana del día 1 de enero, según Feijóo, la hostelería no podrá abrir el primer del año antes de las 11.00 horas de la mañana.

Aunque el toque de queda está ampliado hasta las 1.30 de la madrugada del viernes 1 de enero, la finalidad de este horario es poder regresar de los domicilios familiares donde haya cenas hasta las viviendas de origen, pero este horario no se amplía para cenas en la hostelería.

Es decir, aquellos restaurantes que puedan servir cenas en Nochevieja, de hacerlo, tendrán que cerrar a las 23.00 horas y sus clientes deberán abandonar antes el local, como así recuerda en concreto el Diario Oficial de Galicia para los ayuntamientos con restricciones de nivel básico y medio (casi 260 en toda Galicia).

Por su parte, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo, Cheché Real, protestó por esta decisión, porque asegura que “no va a ir nadie a cenar”.

Resto de España
Por otro lado, las provincias y autonomías refuerzan los controles para vigilar el cumplimiento de las restricciones impuestas. 

En esta línea, la Guardia Urbana de Barcelona centrará su dispositivo policial de Nochevieja en velar por el cumplimiento del toque de queda y en evitar las fiestas o concentraciones de gente que supongan un riesgo sanitario en el contexto de la pandemia.

El teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento, Albert Batlle, pidió ayer que se reduzcan “al máximo” la movilidad y los contactos sociales, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Asimismo, la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, descartó de nuevo la posibilidad de que el Govern adopte más restricciones para esta Nochevieja, si bien dejó abierta la puerta a que, si se “consolida” el empeoramiento de los datos epidemiológicos, se tomen nuevas medidas para después de esta celebración. 

Estas declaraciones se hicieron después de que el expresidente catalán Quim Torra urgió al Govern a anunciar más restricciones para impedir las celebraciones de Fin de Año ante una situación epidemiológica que ve “éticamente insostenible”. Ante ello, Budó argumentó que “de un día para otro es difícil de entender que las medidas cambien”. 

Por otro lado, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, realizó ayer un llamamiento a la ciudadanía para que sigan cumpliendo durante la Nochevieja las “medidas de protección” porque “el virus sigue ahí y sigue matando”.

Galicia pide movilidad mínima en Nochevieja y celebraciones “estrictamente familiares”