Moraña acogerá un cribado masivo y Vilagarcía registra trece casos más

El proceso de vacunación ya está completado en el Centro de Atención Integral de Amicos, en Boiro, donde ayer se suministró la segunda dosis |
|

El área sanitaria de Pontevedra- O Salnés realizará hoy en Moraña un nuevo cribado poblacional, con test rápidos de antígenos. El objetivo es detectar el mayor número de asintomáticos posibles en un municipio que durante los días pasados experimentó un preocupante ascenso de casos, aunque comienza a estabilizarse. Las pruebas, voluntarias, tendrán lugar en el centro de salud, durante las tardes, desde hoy y hasta el miércoles, a partir de las 15:30 horas. Habrá tres equipos de enfermería en cada turno.


Moraña cuenta en estos momentos con medio centenar de casos, dos menos que el lunes. La evolución en el resto de la comarca de Ulla- Umia es desigual. Así, los positivos vuelven a dispararse en Cesures, que con cuatro más tiene 71; suben también en Caldas, con cinco más y 68 en total; y en Portas, que suma dos más y un total de 17. Valga, por el contrario, baja cinco y llega a los 116; mientras que Cuntis y Catoira se mantienen en 27 y 15.


En O Salnés, el acelerón lo pega Vilagarcía, que suma 13 casos en un solo día y alcanza ya la cifra de 187 vecinos contagiados. La incidencia roza ya el medio millar de casos por cada cien mil habitantes. En Meaño y A Illa tienen un caso más y suman 28 y 27 respectivamente; mientras que Cambados y Meis se mantienen en 64 y 40 positivos. Bajan los casos en el resto de la comarca: Con tres menos, Sanxenxo tiene 204 y una incidencia disparada; Vilanova y O Grove registran dos positivos menos y un total de 53 y 28 mientras que Ribadumia baja un caso y tiene 33.


En A Illa, un aula del colegio Torre acaba de ser confinada tras un posible positivo. La dirección del centro comunicó a los padres que la medida se adopta por precaución.


La comarca de O Barbanza, por su parte, registra descenso de casos en tres de sus concellos. Lidera Rianxo, con cuatro casos menos yy un total de 45; mientras que A Pobra y Boiro bajan en dos y tienen 26 y 50. En Ribeira, por el contrario, hay tres más que ya suman 90.


Pero la situación más preocupante sigue estando en los hospitales. En el área de Pontevedra- O Salnés son 130 los pacientes ingresados en planta, seis más que ayer, mientras que el parte señala que hay treinta en la UCI, lo que supondría un descenso de cinco aunque sin tener en cuenta a los pacientes que ya negativizaron pero siguen en Cuidados Intensivos. En el área de Santiago- O Barbanza, sin embargo, descienden las hospitalizaciones, con 141 pacientes en planta (quince menos que el día anterior), aunque sube la presión en las UCI, con 47 plazas ocupadas (tres más).


La peor parte es el fallecimiento, en los días pasados, de tres mujeres de 79, 84 y 88 años y de cuatro hombres de 74, 79, 83 y 90 años que estaban ingresados en el Clínico de Santiago y de un hombre de 81 y una mujer de 88 que estaban en Montecelo. Además, ayer mismo se comunicaba el fallecimiento de una mujer de 87 años en el Centro Galego de Desenvolvemento Integral (Cegadi) que procedía de la residencia de mayores DomusVi de Ribeira.


Vacunación

Mientras tanto, el Sergas continúa con el plan de vacunación. Los más de 120 usuarios y trabajadores del Centro de Atención Integral Amicos de Boiro recibieron ayer la segunda dosis. El residente Jesús Álvarez expresó su deseo de que pronto llegue a todos, mientras que su compañero Pablo Vidal destacó la valentía del usuario. El centro seguirá con las medidas de protección. Hoy será el turno de los profesionales sanitarios. El alcalde de O Grove, José Cacabelos, reconoció que las esperanzas estaban puestas en este proceso y que el ritmo está siendo más lento de lo esperado. Asimismo, el regidor, cree que con las medidas actuales pierden tanto la salud como la economía, pide ayudas directas a afectados y ve complicada la Semana Santa. 

Moraña acogerá un cribado masivo y Vilagarcía registra trece casos más