Abanca y Afundación regalan 6.500 menús navideños a las familias más vulnerables

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas (a la derecha), con voluntarios
|

Abanca y Afundación concluyeron ayer la primera fase del programa social “Cubertos Nadal” con la entrega de 6.500 menús especiales a familias vulnerables para que puedan disfrutarlos en Nochebuena y Navidad, informó la entidad bancaria en un comunicado.

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, se quiso sumar a esta iniciativa solidaria en el punto de recogida habilitado en la sede de Afundación en Ferrol, donde participó en la campaña junto con otros voluntarios.

La acción benéfica se ha llevado a cabo en las siete ciudades gallegas con la colaboración de ayuntamientos y entidades sociales y ha distribuido a personas en riesgo de exclusión las comidas, elaboradas por una empresa especializada.

 

Segunda fase

“Cubertos Nadal” tendrá una segunda fase. Se prolongará hasta el próximo 7 de enero con el reparto de otros 10.269 menús dirigidos a los menores de estas familias desfavorecidas. El objetivo es garantizar a estos niños una alimentación saludable durante las vacaciones escolares, remarca Abanca.

El programa forma parte de las acciones solidarias puestas en marcha esta Navidad por Abanca y Afundación con el fin de contribuir a que en aquellos hogares que se han visto especialmente afectados por la crisis provocada por el covid-19 “se pueda vivir también el espíritu navideño”.

En la elaboración de los menús han colaborado solidariamente empresas del sector alimentario como Nueva Pescanova. En esta línea, Abanca y Afundación lanzó este mes la campaña “A ilusión crece cando se comparte”, en la que los usuarios podían hacer una donación económica –con una tarjeta de crédito o débito– a través de la pasarela de pagos habilitada en la página web dibujarsonrisas.abanca.com.

Abanca y Afundación regalan 6.500 menús navideños a las familias más vulnerables