Investigan si los terroristas de Ripoll fueron a París a buscar detonadores

Parte de la documentación que los yihadistas dejaron a medio quemar en la masía de Riudecanyes | efe
|

La policía investiga si el viaje relámpago que los terroristas hicieron a la región de París entre los días 11 y 12 de agosto fue para conseguir detonadores para sus explosivos, un dispositivo que no es fácil de fabricar de forma casera y que resulta necesario para activar las bombas.

Según informaron a Efe fuentes próximas a la investigación, esa es una de las hipótesis que se barajan sobre las motivaciones del viaje a Francia, donde el Audi con el que los terroristas perpetraron el atentado de Cambrils (Tarragona) fue detectado por exceso de velocidad el 12 de agosto.

1 Apoyo extranjero

En el vehículo viajaban dos o tres de los terroristas de la célula que atentó en Barcelona y Cambrils (Tarragona), por lo que se están investigando las posibles conexiones que el grupo pudiera tener en el extranjero y que podrían haberle prestado apoyo logístico para sus planes de provocar una gran explosión en monumentos e iglesias de Barcelona, entre ellos la Sagrada Familia.

La policía sospecha que en su viaje a Francia los terroristas pudieron contactar con algún apoyo que les pudiera proporcionar los detonadores que necesitaban para hacer estallar los explosivos que estaban fabricando en la casa de Alcanar (Tarragona) y que, según declaró uno de los detenidos, iban a utilizar para hacer un atentado en cuanto se secaran.

2 Preparación del material explosivo

Los terroristas de los atentados de Cataluña podrían haber fabricado entre 100 y 150 kilos de explosivo TATP con los 500 litros de acetona que habían adquirido, según los expertos en este área, que advierten que al tratarse de un material altamente sensible se suele elaborar en pequeñas cantidades.

Según fuentes militares y policiales, para elaborar TATP, el explosivo que usa el Daesh en sus atentados en Europa, se necesitan tres elementos: un ácido fuerte como el sulfúrico, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y acetona. Según las fuentes, con la gran cantidad de acetona que los yihadistas habían adquirido a principios de enero, tal y como consta en un comprobante hallado en el chalé, se podrían haber fabricado entre 100 y 150 kilos de TATP, una cantidad muy grande si se compara, por ejemplo, con un proyectil de artillería de 155 milímetros, que tiene tan solo 35 kilos en su interior. Su elaboración es luego mucho más complicada, ya que se trata de un explosivo altamente inestable. Además, durante el proceso de manipulación tiene que estar a una temperatura baja y muy estable, ya que de lo contrario estalla, como ocurrió en Alcanar. La "madre de Satán" puede presentar morfología de polvo seco o de gel. En el caso de los yihadistas de Cataluña, se disponían a usar el explosivo seco, tal y como se desprende de la declaración del único superviviente de Alcanar, que detalló a los Mossos que estaban esperando a que secase para cargar las furgonetas y atentar en monumentos de Barcelona. Según los expertos, una vez hechas las mezclas la última fase de la elaboración es el secado, que tarda de 24 a 48 horas, tras lo que el explosivo se debe usar en las siguientes semanas, puesto que se evapora y desaparece.

 

3 Los terroristas se fueron juntos del municipio

Varios familiares de los terroristas de Ripoll aseguran que vieron a la mayoría de los jóvenes que atentaron en Cambrils (Tarragona) salir juntos en una furgoneta del pueblo gerundense el mismo día del atropello de La Rambla sobre las 15.00 horas. "Se fueron juntos pero no se despidieron. Nada nos hizo sospechar que ya no volveríamos a verles", explican.

4 Los terroristas se fueron juntos del municipio

Al menos dos de los doce terroristas de la célula intentaron alquilar sin éxito una furgoneta el 29 de julio en una empresa del área metropolitana de Barcelona. Según explicaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, puede tratarse de uno de los terroristas muertos en Cambrils y del que quedó en libertad el martes, Mohamed Aallaa. Con ellos iba un tercer individuo “que no está identificado, de unos 30 ó 40 años y con barba, que parece que no era el imán de Ripoll”, (Girona).

Los tres se personaron en una empresa de alquiler de vehículos y pidieron una furgoneta, pero se les denegó por "no tener la edad mínima" que la empresa requería para alquilar y que el individuo que lo solicitaba aún no tenía.

5 Mohamed Aalla no se reunió con el imán

Mohamed Aalla, detenido por ser el dueño del Audi A3 que se usó en el atentado de Cambrils (Tarragona) y luego liberado de forma provisional, aseguró en su declaración ante los Mossos que coincidía con el imán de Ripoll en la oración de los viernes pero que nunca participó en otras reuniones con él. Aalla salió ayer de su domicilio y acudió al juzgado para entregar su pasaporte como parte de las medidas tomadas por el juez para darle la libertad.

Investigan si los terroristas de Ripoll fueron a París a buscar detonadores