El rechazo a la mina de Touro logra la unanimidad ante un Pleno abarrotado

La moción llevada al Pleno por la Cofradía de O Grove contra la mina de Touro abarrota el salón de sesiones | L.F.
|

La propuesta de la Cofradía de San Martiño logró ayer un apoyo unánime y sin fisuras en el Pleno do Grove. Ante un salón abarrotado, el patrón mayor procedió a la lectura de una moción en la que se pedía la desestimación de la autorización administrativa a la actualización de la explotación minera advirtiendo de los efectos negativos en la cuenca del Ulla, pero también instando a la Xunta a larestauración de la antigua explotación minera de Touro.
Ante un salón de plenos abarrotado, todos los grupos respaldaron el texto. El regidor José Cacabelos pidió a los impulsores de esta moción que “utilizade aos políticos que para iso estamos” y auguró que esta “é unha batalla, pero o triunfo ten que producirse en Santiago”. Cacabelos también incidió en la necesidad de un cambio en la ley para evitar “sustos como o actual e a futuro”.
En el Pleno de ayer también tomó posesión como concejal, el popular Fernando Meis, que ejerció como portavoz del grupo, pese a que esta decisiónsegún fuentes del propio partido todavía está por acordar y la indisposición de la edil, Alejandra Lamas.

La modificación de la ordenanza de terrazas fue otro de los puntos abordados en la sesión de ayer y que logró la aprobación por unanimidad de todos los grupos, pero no sin reproches al gobierno. Tanto el Partido Popular como Esquerda Unida y el BNG reclamaron el cumplimiento de la ordenanza y echaron en cara “o descontrcupación del espacio público en algunos viales.
El edil de Esquerda Unida, Xan Lamelas, incidió que “cando hai meses anunciaban públicamente cambios, agardabamos unhas modificacións máis contundentes e non lixeiros cambios como agora presentan”.
El popular Fernando Meis apuntó que “o goberno non está a facer nada para que se cumpra o ordenanza co conseguinte conflicto entre veciños e locais hosteleiros”.

También el concejal nacionalista, Heladio Outeiro, ahondó en estos términos. “Hai rúas con graves problemas de convivencia e segundo nos apuntaron os veciños non se está actuando”, dijo.
Tanto el regidor como la concejala de Turismo anunciaron que se hará cumplir con la ordenanza. De hecho, Jose Antonio Cacabelos desveló ayer que en Xunta de Goberno de ayer mismo se acordó la apertura del expediente a una terraza en la Rúa Pratería con el consiguiente requerimiento para que retire las mamparas ancladas al suelo.
El regidor también anunció una reunión próxima con vecinos, Policía Local y hosteleros sobre la nomrativa de terrazas ya que reconoció que este es uno de los viales donde se registran más problemas y conflictos vecinales.

El rechazo a la mina de Touro logra la unanimidad ante un Pleno abarrotado