Llega el duelo de vecinos con la amenaza del descenso presente

|

Los duelos de rivalidad entre el Sanxenxo y el Portonovo son diferentes. Especiales para los aficionados y también para los protagonistas. Muchos con pasado en el rival. En el de esta tarde en Baltar de Arriba (17:30 horas) el caso más representativo es el de Óscar Guimeráns, jugador del Sanxenxo en la primera vuelta y ahora entrenador del Portonovo. El derbi además es importante porque los dos equipos no están salvados. Los locales tienen 41 puntos, el Portonovo 38, los mismos que el Mondariz que en estos momentos perdería la categoría por el efecto cascada. Por eso llega el duelo de vecinos con una relevancia añadida, la de la amenaza del descenso.
El Sanxenxo se presente con las dudas de Cuchi, que estuvo dos semanas de baja por una rotura en el sóleo, de Richi, que no pudo entrenar con normalidad aquejado de una gripe, y también de Jonathan Somoza. Dani Muradás es la única baja. Óscar García convocó a 17 jugadores: Jorge, Vladi, Minso, Deivi, Nico, Alfonso, Cristóbal, Agra, Javi Nogueira, Javi Prieto, Cuchi, Richi, Diego González, Rubén, Curri y Jonathan Somoza. “Ojalá que acompañe el tiempo, a ver si hay un ambiente bonito y se ve un buen partido” dice el técnico local. “Si nos ganan se ponen por delante después de muchos meses, por eso van a estar también motivado. Nosotros no vamos a especular,  vamos a ir al ataque” advierte.
El técnico visitante Óscar Guimeráns convocó a Pazos, Juanjo, Darío, Alberto Rey, Nico, Suso Bea, Víctor, Brian, Manu, Rober, Iván, Marcos, Jacobo, Nelo, Manel. Nacho, con una distensión muscular, y Melchor por sanción son las bajas de los arlequinados. Óscar Guimeráns apuesta por un partido más cerrado, donde la estrategia puede ser la llave para abrir el candado. 

Llega el duelo de vecinos con la amenaza del descenso presente