El Arosa vuelve a escena 35 días después frente a un Ourense CF que está al alza

El Arosa peleará hoy en Ourense por lograr su primera victoria del nuevo año y de la segunda vuelta | gonzalo salgado
|

Treinta y cinco días después y tras dos partidos aplazados el  Arosa vuelve a competir. Lo hace esta tarde en el campo de O Couto (16.30 horas) ante un Ourense CF al alza, un rival que lleva meses escalando en la tabla con el objetivo de pelear por las tres primeras plazas después de un mal inicio de liga. El equipo de Rafa Sáez vuelva a escena con un partido de enorme exigencia en medio de la incertidumbre que provoca la preocupante evolución de la pandemia.

Con la única baja del lesionado Jorge Fajardo y con el último refuerzo, el catalán Kilian Villaverde, en la convocatoria, el Arosa viaja con la duda de cuál será su nivel competitivo después de cuatro semanas sin partidos con puntos en juego. En este sentido Rafa Sáez reconoce que “es mucho tiempo sin competir, pero estábamos deseando jugar y no nos vamos a quejar. En los entrenamientos veo quen el equipo está bien y con ganas de competir”. Sidibé y Joel Sanabria, que arrastraban diferentes molestias, pudieron entrenar esta semana y estarán disponibles.

El Arosa, equipo menos goleado del grupo (5) visita al máximo realizador (23) en un partido que Sáez presume completamente abierto. “El Ourense CF ya demostró en la primera vuelta que es muy buen equipo. Ha ido de menos a más, sus últimos resultados son muy buenos y es el equipo que más progresó”. En el Arosa apuntan al peligro ofensivo de los pontinos, con el regreso del pichichi Borja Domingo, secundado por Wadir y por un Andoni que su último partido le le hizo un hat-trick al Ribadumia. Además Rafa Sáez apunta al balón parado como otro arma a tener en cuenta del rival. “Tienen seis jugadores de posisiciones defensivas que han marcado en estrategia gracias  a la grandísima envergadura que tienen”.

Sáez destaca también el trabajo realizar por su homólogo Rubén Domínguez para “reflotar con muy buen trabajo” a un equipo que fue el farolillo rojo en el primer mes de liga y que ahora va lanzado hacia el objetivo de colarse en la tercera plaza.

Pendientes del campo
La lluvia incesante en los últimos días puede provocar que el césped de O Couto esté muy blando y pesado. “Es un handicap y toda la semana hemos intentado aludir a este factor que puede condicionar las acciones técnicas de conducciones, disparos y riesgos que se puedan asumir o no”.

Incertidumbres
La Tercera División no se libra de los efectos de la evolución de la pandemia, con partidos que se van aplazando cada jornada por positivos, y la posibilidad de un posible parón de la competición sobrevolando el ambiente.  Rafa Sáez señala al respecto que en el Arosa “preocupan todos estos aspectos,  cuando vamos a entrenar nos centramos en el trabajo durante esas dos horas pero después es inevitable pensar en todas estas cosas”.

El Arosa vuelve a escena 35 días después frente a un Ourense CF que está al alza