Condenan a un vilanovés por prender fuego a un edificio y a cinco coches en Albacete

Diario de Arousa-9999-99-99-999-44d66167
|

Un joven natural de Vilanova de Arousa, de unos 26 años de edad, ha sido condenado por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete a un total de siete años de prisión por prender fuego a cinco coches y un edificio, durante el año 2017. El acusado admitió los hechos tras una modificación del escrito del fiscal, por lo que fue sentenciado por conformidad. Tenía antecedentes por un delito de robo con fuerza, aunque los mismos no eran computables a efectos de reincidencia en esta causa. 

Los hechos considerados probados se remontan al año 2017. El 15 de enero de aquel año, sobre las cinco de la mañana, el joven usó un mechero para prender fuego a dos automóviles estacionados en la calle Primera Literatura de Albacete. Ambos ardieron profusamente, siendo necesaria la intervención de los bomberos. El fuego afectó a un Ford Mondeo,  cuya aseguradora presentó al propietario, por los daños, una oferta de 2.500 euros, y a una furgoneta Opel Movano, siniestro total, tasada en 22.279 euros. En ambos fuegos resultaron dañados algunos bienes muebles en los interiores, como navegadores, gafas, sillas de bebé y otros objetos. 

La misma noche, el acusado, “con intención de apoderarse del gasoil con el que incendiar vehículos”, “intentó abrir el depósito de combustible” de otro automóvil, sin conseguirlo, aunque causándole daños valorados en 231,78 euros. 

En la misma madrugada, aún prendió fuego a otro coche, un Renault Clio, con daños tasados en 365,57 euros. 

Tras incendiar estos vehículos, el joven natural de Vilanova se dirigió al inmueble donde residía y plantó fuego a un felpudo y a un adorno navideño frente a la puerta de una vivienda. Posteriormente subió por las escaleras y también hizo fuego en las cajas de derivación del cableado eléctrico ubicadas en las plantas 3, 4 y 6. A consecuencia de ello, se originó un incendio y una “gran cantidad de humo en todo el inmueble, fundamentalmente en los áticos” de la sexta planta. Ello obligó a intervenir a los bomberos. 

Los residentes, durmiendo en esos momentos, “tuvieron que salirse a las terrazas para evitar los efectos del humo y permanecer en las mismas hasta que los bomberos les permitieron volver”. 
El tribunal considera que de no haber actuado las emergencias “no es seguro que el incendio se hubiera propagado al resto del inmueble, incluso es posible que el mismo se hubiera extinguido por sí solo, pero la gran cantidad de humo que se generó, y que entró a las viviendas, habría puesto en peligro la vida o, como mínimo, la integridad física de las personas” que dormían en las casas, donde había tanto adultos como menores. Los daños totales habrían superado los 11.000 euros. 

El relato de hechos probados también lo considera responsable del fuego de un cuarto coche, otra noche, la del 6 al 7 de enero del mismo año. Entonces se trató de un Seat Ibiza, aparcado en la misma calle, ocasionándole daños estimados en 521,95 euros.

Finalmente, el fallo recoge que el 28 de diciembre, el mismo hombre prendió fuego a un Volvo S-40 cerca del Hospital General de Albacete, quedando siniestro total y tasado en 1.090 euros. 

Tres delitos
El tribunal lo consideró responsables de un delito de incendio con riesgo para la vida o integridad física de las personas, en el caso del fuego al inmueble, lo que supone cinco años de cárcel. También lo condenó por otro delito continuado de daños causados mediante incendio, en el caso de los vehículos, lo que supone dos años de cárcel. 

Finalmente, fue también condenado por un delito leve intentado de hurto, por la tentativa de violentar un automóvil, y por lo que debe cumplir 28 días de multa a razón de cuatro euros diarios. Se le imponen las costas, privación del derecho de sufragio pasivo e indemnizaciones por los costes y daños causados en los bienes afectados.

Condenan a un vilanovés por prender fuego a un edificio y a cinco coches en Albacete