Las Xornadas da Centola entran en la recta final tras superar las 1.200 unidades consumidas

Miembros de Emgrobes, autoridades y participantes en las jornadas ante el árbol creado con más de 1.200 caparazones | d. a.
|

O Grove luce desde ayer su singular árbol de Navidad. Solo le falta la iluminación y presidirá la plaza del ayuntamiento hasta después de las fiestas. Se trata de una iniciativa de Emgrobes y la hostelería participante en las Xornadas da Centola que ha sido confeccionada con más de 1.200 “cachos” (caparazones) del rey del marisco; todos ellos consumidos por los clientes que han participado en esta edición, aunque las centollas consumidas han sido más, aseguró ayer Pablo Agrelo, de Don Mexilón.


El restaurador explicó que esta edición, la decimosexta, “é unha das mellores” de los últimos años porque “casi todos” los establecimientos participantes han ofrecido cenas y comidas en torno al producto, cuando, antes, lo habitual era que este modelo concertado para grandes grupos solo lo trabajasen unos pocos. Agrelo reconoció que el buen precio inicial del producto también ayudó a esta circunstancia y manifestó que las expectativas para el puente de la Constitución “son boas”. De hecho, las jornadas continúan y, aunque la centolla cocida es lo más demandado, también se ofrece en croquetas, empanada, etc. Cabe recordar que, en total, participan 18 restaurantes y nueve hoteles.

El hostelero añadió que la promoción realizada en las redes sociales también les ha sido de gran ayuda. Es la primera vez que apuestan de manera importante por este medio y también por crea un árbol así, aunque Agrelo reconoció que la idea original es del “Solaina”, que ya lo hacía en el interior de su local. Montarlo les costó más de siete horas de trabajo bajo un aguacero, pero aseguró que ha valido la pena. l

Las Xornadas da Centola entran en la recta final tras superar las 1.200 unidades consumidas