La ejecutiva de CCOO Arousa dimite antes de cumplir un año en el cargo

01 mayo 2012. Vilagarcía. Cerca de 1.000 personas acudieron a la convocatoria de CCOO y UGT en la que se pudieron leer varias pancartas con alusiones a los recortes en la sanidad y en la educación. Los manifestantes recorrieron las calles vi
|

La ejecutiva de la Unión Comarcal de CCOO de Arousa ha dimitido en bloque al considerar que la dirección del sindicato “discrimina” a sus afiliados por no responder positivamente a su petición de más recursos. En concreto, pedía tener dos personas con media liberación y un sindicalista contratado, pero no se lo han concedido y abandona.
Así se lo informó el equipo de la secretaria xeral, Celia Iglesias, a la directiva gallega en un comunicado. La vilagarciana y el resto de miembros de la ejecutiva, entre los que figura el que fue secretario en funciones, Ricardo Álvarez, se marchan a unos días de cumplir un año en el cargo. Resultaron elegidos en un congreso celebrado el 24 de marzo del año pasado.

Argumentos
El equipo avanzó su intención en el consejo comarcal y la asamblea de afiliados celebrada el pasado viernes y sus motivos están contemplados en un informe aprobado por unanimidad por ese consejo, según añaden en su carta. Según la misma, su marcha no debería ser una sorpresa para el sindicato porque le ha trasladado en más de una ocasión, e incluso personalmente al secretario xeral en las “moitas reunións” mantenidas, que con los medios actuales, una administrativa, “non se poden cubrir nin sequera a apertura do local, como xa pasou en vacacións”. Esta  situación, añaden, la vienen arrastrando desde hace años y pedían dos medias liberaciones y el contrato de un sindicalista. Sin embargo, se encontraron con que la dirección y “todas as federacións non repercuten os recursos nas mesmas condicións nesta Unión que no resto de Galicia” por lo que consideran que se “discrimina” a los afiliados arousanos. “Non dispoñen dos mesmos servicios”, concluyen. Es más, apuntan que hicieron un “esfuerzo” en estos meses, pero finalmente “non pode asumir o traballo en condicións dignas” y por eso renuncian. 
Esto choca con la buena sintonía que parecía existir entre la directiva comarcal y la gallega. Incluso se había hablado de la posibilidad de “restituir” a Ramón Bueno, que fue inhabilitado durante dos años por el propio sindicato tras ser condenado judicialmente por sendas faltas de malos tratos y coacciones. Para la ejecutiva saliente este sindicalista era una pieza importante y, de hecho, quiso contar con él como adjunto a la secretaría xeral.

Siguiente paso: una gestora
Según los estatutos de Comisiones, ante una dimisión como esta, la Comisión Executiva Nacional tiene que designar una gestora y un presidente para que en el plazo de un año convoque un congreso donde se elija una nueva ejecutiva comarcal. No podrán formar parte de ella personas dimitidas y estará formada, como mínimo, por un miembro de la Nacional y por un afiliado de la demarcación, en este caso la de Arousa. l

La ejecutiva de CCOO Arousa dimite antes de cumplir un año en el cargo