Alcaldes de O Salnés piden medidas más duras tras sumar 212 contagios en el área

El cribado realizado entre trabajadores del comercio y de la hostelería de Vilagarcía arrojó dos positivos entre casi 300 personas que se hicieron la prueba | mónica ferreirós
|

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, y el de Vilanova, Gonzalo Durán, ambos del Partido Popular, se suman a la petición del regidor de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, a la hora de pedir un paso más allá en la lucha institucional contra el coronavirus.

“En Sanxenxo estamos moi preocupados polo que está pasando. Duplicar os casos positivos nunha semana é moi  preocupante. A solución está nas nosas manas e comparto a idea de case todas as comunidades autónomas, incluida a galega, de que haberá que endurecer as medidas para salvar vidas e acabar canto antes con todo”, aseguró Telmo Martín. Precisamente el municipio que dirige lidera la subida de contagios, con catorce más y un total de 69 casos.

“Estoy de acuerdo con mi colega Fernández Lores. No tenemos medicinas ni vacunas, no queda otra que quedarse en casa”, asegura Gonzalo Durán, que considera que “aunque cerremos perimetralmente un municipio sigue habiendo contagio entre los vecinos”. El regidor vilanovés defiende que “todos sabemos que si la gente se queda en casa y solo sale para el trabajo y lo imprescindible, esto baja”. Por ello, en una conversación con el secretario xeral del Sergas, asegura que le comentó que “tenéis el comité de expertos, pero estamos igual que hace un año, cuando empezó la pandemia, que parece que tiene un tinte estacional”. El alcalde saliniense se queja también de la falta de controles, comentando que últimamente se desplaza diariamente a Pontevedra por la hospitalización de un familiar y que solo lo pararon una vez. Vilanova sumó un caso ayer, con un total de 35. En cuanto al resto de municipios de la comarca, hay una subida prácticamente generalizada, con nueve casos más en Vilagarcía y un total de 148. Sin embargo, la incidencia no es tan elevada como en otras localidades, con 347 casos por cada cien mil habitantes a catorce días y 176 a una semana. Además, el cribado realizado entre los hosteleros y los comerciantes durante el pasado fin de semana, solo arrojó dos positivos entre los casi tres centenares de personas que se presentaron.

Otro municipio en el que suben bastante los casos es Meis, que con cinco más suma ya 37. La alcaldesa, Marta Giráldez, emitió un bando en el que anuncia que se suspenden las actividades en los locales de titularidad municipal. Meaño sube tres casos y tiene 16 y Cambados tiene un total de 29, dos más que el día anterior. La misma cifra sube en O Grove, que tiene 23. Bajan, sin embargo, A Illa y Ribadumia. El municipio isleño tiene cinco casos menos y un total de 29. En la localidad que dirige David Castro hay un caso menos, por lo que suman 14, pero un posible positivo obliga a cerrar al público la Casa Consistorial.

Preocupación en Ulla-Umia
La situación sigue siendo muy preocupante en Ulla-Umia, especialmente en Valga y Cesures. El primero suma diez contagios nuevos y un total de 121, mientras que en el segundo los casos suben en seis y se sitúan en 84. La incidencia acumulada se encuentra muy disparada en ambos casos. Cinco son los casos que suben en Moraña, que tiene 32, y en Caldas, con 66; mientras que Catoira baja en tres y tiene 31 y Cuntis baja en uno y tiene 31. En el conjunto del área Pontevedra- O Salnés son 212 los nuevos contagios y ya hay 74 hospitalizados, doce más que el miércoles.

Cribado en un club de fútbol
La evolución epidemiológica de la Covid-19 en los cuatro municipios que conforman O Barbanza arroja resultados ligeramente alentadores, con la recuperación de pacientes, pero también otros negativos en forma de contagios y fallecimientos. El Sergas informó ayer que la cifra de positivos registrados en los últimos 14 días era de 265, es decir, catorce menos que los facilitados el miércoles. Sólo sube en Rianxo, con dos casos más, al pasar de 40 a 42, mientras que A Pobra baja de 34 a 32, Boiro de 64 a 63 y Ribeira de 141 a 128, pero en este último caso se temía que la cifra volviera a elevarse.

Además, 9 de los 91 positivos de la residencia de mayores DomusVi ribeirense ya lograron negativizar el virus. De ellos, tres son empleados, que se espera que hoy se reincorporen a su puesto de trabajo, mientras que Política Social confirmó que los otros seis son usuarios que fueran trasladados al Centro Galego de Desenvolvemento Integral (Cegadi) habilitado por la Xunta en una residencia de Santiago, y que ya empezaron a regresar al geriátrico de la capital barbanzana. Por otro lado, el suministro de la segunda dosis de la vacuna que estaba previsto que tuviera lugar entre el miércoles y ayer, y por la que en los últimos días estuvieron preguntando reiteradamente tanto trabajadores como familiares de los usuarios, ya que nadie les informaba al respecto, finalmente tendrá lugar entre las jornadas de hoy y del lunes. En el geriátrico de A Pobra ayer se llevó a cabo la vacunación de 29 usuarios y 22 trabajadores con la segunda dosis.

Otra de las notas negativas de la jornada llegó al confirmarse que cuatro entrenadores del club de fútbol Cidade de Ribeira dieron positivo por Covid-19, tras contagiarse uno de ellos en Santiago. En principio, se trataría de casos que proceden del ámbito privado y no relacionados con la actividad del club que, en cualquier caso, contactó con las autoridades sanitarias, que realizarán un cribado hoy en el Hospital do Barbanza por precaución. Están citados 180 jugadores, entrenadores y directivos. Aunque la asistencia no es obligatoria, desde el club recalcan que es muy aconsejable. Por otra parte, en la tarde de ayer se realizó en el hospital comarcal un cribado al pequeño comercio de A Pobra al ue fueron citados 147 trabajadores.

Por otra parte, el Concello de Ribeira comunicó que mañana se retomará el mercadillo, pero sólo con los puestos ambulantes de alimentación y de plantas y flores, que serán distribuidos por toda la explanada portuaria, donde se ampliarán las zonas de paso y distancia entre los puestos. Desde el pasado miércoles se empezó a llamar a los alrededor de 60 titulares de los mismos, y la Administración local detalló que se aplicarán todas las medidas de prevención anticovid y que la Policía Local, GAEM y Protección Civil velarán por su correcto funcionamiento.

Alcaldes de O Salnés piden medidas más duras tras sumar 212 contagios en el área