ERC amenaza con otra declaración secesionista si no hay un referéndum

Torrent y Aragonés durante la conferencia nacional que ERC celebró durente el fin de semana en L’Hospitalet | toni albir (efe)
|

ERC no descarta promover otra “declaración de independencia” si el Estado persiste en rechazar una negociación sobre el derecho de autodeterminación de Cataluña y, por lo tanto, no es posible la celebración de un nuevo referéndum.
Así consta en la ponencia política –la hoja de ruta que determinará la acción del partido en los próximos años– que ERC aprobó ayer en su conferencia nacional, y que recibió el visto bueno de la militancia con 511 votos a favor, 6 en contra y 19 votos en blanco.
“Si ante un cierre persistente del Gobierno español no es posible un referéndum de autodeterminación, no se puede descartar una declaración de independencia”, resume el párrafo clave de la ponencia, que se dio a conocer ayer tras unos días de negociaciones internas.
ERC precisó que esta nueva declaración de independencia debería cumplir con las condiciones que se fijaron “en la opinión positiva del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya” que emitió en 2010 sobre la independencia unilateral de Kosovo.

Desobediencia civil
El texto final de la ponencia también incluye que el partido se planteará “actos de desobediencia civil, cívicos y pacíficos” tanto de sus representantes como de la sociedad catalana si existen actuaciones políticas, judiciales y policiales que se consideren represivas.
Los republicanos abogan por una resistencia no violenta si el Estado no se abre a negociar sobre la autodeterminación a “corto plazo”, y aseguró que el mejor ejemplo de esta desobediencia civil y pacífica fue el referéndum del 1 de octubre, que los republicanos consideran un éxito.
El texto original de la ponencia que promovió la dirección del partido no incluía referencias a la vía unilateral, y fueron las bases las que forzaron a que se incluyera: finalmente se hizo, pero no se fijan plazos ni métodos sobre esta unilateralidad.
En el discurso de clausura, el vicepresidente del Govern y número tres de ERC, Pere Aragonés, explicó que su partido “no renuncia a ningún camino” para conseguir la república catalana de forma pacífica, tampoco la vía unilateral, pero admitió que hay que ampliar la mayoría independentista actual.
Así, la dirección de ERC incluye la unilateralidad entre sus planes, pero aboga a cambio por hacer crecer los apoyos a la independencia: “Si queremos ganar, necesitamos ser más y más fuertes. Hay que fortalecer la sociedad catalana, tejer una malla impenetrable”, concluyó Aragonés.
En la misma línea se expresó el presidente del Parlament, Roger Torrent, que aseguró que su partido está dispuesto a “ir hasta al final”, pero criticó a aquellos sectores del independentismo que solo piden gestos simbólicos.

Diálogo y negociación
La ponencia también encarga al partido insistir en la necesidad de diálogo con el Estado, y asegura que la mejor opción para todas las partes sería una “salida a la escocesa”, es decir, que se negociara la celebración de un referéndum legal y acordado.
Aragonés advirtió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que ERC quiere una negociación con el Gobierno central “sin renuncias previas”, es decir, sin renunciar al 1 de octubre y al
derecho de autodeterminación de Cataluña. l

ERC amenaza con otra declaración secesionista si no hay un referéndum