El corte de un cable de servicios telefónicos deja incomunicados a casas y un negocio en Ribeira

diario de arousa-2019-04-10-017-03f5639b
|

Varias viviendas y un restaurante situados en una de las manzanas de la zona conocida como Casas Baratas, en pleno casco urbano ribeirense llevan una semana y media sin conexión a internet, teléfono fijo y televisión por cable de los que venían disfrutando desde hace tiempo. Afirman que el motivo no es otro que el corte, supuestamente intencionado, de un cable para la prestación de esos servicios telefónicos, y agregan que pese a que se pusieron en contacto con las operadoras con las que los tienen contratados no parece que vayan a tener una rápida solución, “pois botan balóns fora dicÍndonos que temos que agardar xa que eles non poden facer nada para arranxar o problema e que depende do responsable da líña telefónica, Sentímonos totalmente indefensos”, manifestó Antonio Alján Durán, propietario del restaurante ubicado en la Avenida Miguel Rodríguez Bautista.


Antonio Alján señala que los perjuicios que le ocasiona no disponer de esos servicios son numerosos. Precisó que durante una semana no pudo cobrar con tarjeta a sus clientes a través del TPV por falta de conexión telefónica. Indicó que un 60% de ellos le pagan utilizando ese sistema, sobre todo si se trata de comidas de empresa o reuniones en las que se precisa de internet para presentaciones. Cifra en unos 2.000 euros el dinero que ha perdido al no poder cobrarles y dejarles marchar con la esperanza de que regresasen para abonarle lo que tenían pendiente. Afortunadamente ha encontrado una solución temporal, para lo que ha tenido que recurrir a operar por satélite, tras realizar una gestión con la entidad financiera que le proporciona ese sistema de pago. 


Pero, al no disponer de los referidos servicios telefónicos, ese no es el único problema que se le presenta, pues al no funcionar el teléfono no les pueden hacer reservas de mesas, y además al no disponer de red Wi-Fi hay clientes que, además de tomar una consumición, solían acudir para hacer uso de ella y que han dejado de ir por ese motivo. Alján Durán afirma que al no tener internet tampoco dispone en su local de correo electrónico para mandar presupuestos de comidas a quienes se los solicitan. Subraya que ello está provocando que esos potenciales clientes decidan irse a otros establecimientos. Y dice que es una pena que otras compañías no se decidan a extender su red a esta u otras zonas porque parece que no les resulta rentable la instalación.


Además, hay propietarios de varias casas que se han quejado de la situación, pues indican que en una de ellas hay una mujer de 106 años que sólo usa el teléfono fijo para comunicarse con el exterior y no dispone de ese servicio. En otros casos los problemas se producen por la falta de televisión y de internet. Tal es así que alguno de esos afectados indicó que en tres días agotó la tarifa de datos del teléfono móvil por no tener ese servicio. Dos de los afectados acudieron ayer a la Oficina Municipal de Consumo (OMIC) para informar de la situación por la que están pasando y elevar su queja a sus operadoras telefónicas.

El corte de un cable de servicios telefónicos deja incomunicados a casas y un negocio en Ribeira