Ravella echará mano de Protección Civil y Policía Nacional para los carnavales

El desfile de Carnaval será el próximo evento que requerirá un dispositivo de tráfico g. salgado
|

La decisión firme de la Policía Local de Vilagarcía de no realizar más servicios extraordinarios lleva al Concello a echar mano de otro cuerpo, la Policía Nacional, para el dispositivo del desfile de Carnaval, el próximo evento en el que se prevé multitudinario.
A este respecto, desde el Concello se limitaron a señalar que el plan B, ante la falta de agentes para cubrir el evento con los turnos ordinarios, será “en base a los mismos criterios que los puestos en marcha durante la Festa das Uvas o la Cabalgata de Reyes”.
Aunque desde Ravella no explican cuáles son dichos criterios, en el dispositivo de seguridad de la Cabalgata del 5 de enero reforzaron Protección Civil y la Policía Nacional.
De hecho, fuentes del operativo explican que mientras los agentes del cuerpo nacional se posicionaron en los cruces los efectivos del servicio municipal asumieron las labores de cortar el tráfico.
Mantener este modelo es la apuesta del equipo de Varela para afrontar el desfile de Carnaval. Aunque, eso sí, desde el gobierno local esperan que no sea necesario recurrir al “plan B”.
En este sentido, desde el ejecutivo socialista señalan que confían en que “los agentes reflexionen y no hagan que su reivindicación salarial vaya en perjuicio de los vecinos”.
Para ello inciden en su intención de mejorar la situación de la plantilla “dotándola de más efectivos para aliviar la carga de los agentes actuales” y recuerdan que “el día 27 se hacen las pruebas para cubrir tres plazas de policía y en los presupuestos de 2017 se contempla cubrir otras tres”. En cualquier caso, cabe recordar que la escasez de personal no afecta solo a la Policía Local, sino también a la Nacional, y que el propio regidor promovió reuniones con el subdelegado para pedir más efectivos para la Comisaría. Ahora será este cuerpo el que supla las carencias provocadas por la falta de entendimiento del ejecutivo con la plantilla del cuerpo municipal, que insiste en pedir diálogo mientras que el ejecutivo se niega a tener reuniones que califica de “sectoriales”.

Ravella echará mano de Protección Civil y Policía Nacional para los carnavales