España acoge preocupada la decisión de Maduro de mantener los comicios

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa en Caracas | efe
|

El Gobierno acogió “con preocupación” la decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de mantener las elecciones legislativas de Venezuela para el próximo 6 de diciembre, desoyendo así las recomendaciones de la Unión Europea de retrasarlas unos meses como condición para enviar observadores a los comicios.

“No podemos hacer más que recibir con preocupación el comunicado del Gobierno de Venezuela”, afirmaron ayer fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, las cuales reiteran que para celebrar las elecciones con las “garantías necesarias” sería preciso su aplazamiento unos seis meses.

España, según las mismas fuentes, apoya los esfuerzos del alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, para “explorar todas las vías de diálogo” en Venezuela.

Como la misión técnica de expertos de la UE enviada a Caracas concluyó que no hay condiciones que garanticen unas “elecciones libres, justas y democráticas” en diciembre, el Gobierno entiende que la Unión no puede enviar observadores electorales que pudieran “avalar” el proceso.

En todo caso, agregan las fuentes de Exteriores, España sigue reiterando que es preciso emprender una “negociación creíble” en el país entre todos los actores implicados y atender las “demandas” del pueblo venezolano.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, cargó contra Borrell por la delegación que envió a Venezuela la semana pasada para intentar que retrasaran las elecciones, una misión que para el presidente popular buscaba “congraciarse con Maduro”.

Una afirmación que hizo Casado durante la reunión que mantuvo en el Congreso con representantes de la oposición venezolana y a la que asistió el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, a quien la mayoría de los países europeos, incluida España, reconocen como presidente interino.

“No se puede blanquear un nuevo fraude electoral y no puede contar en ningún caso con la contemporización europea”, criticó Casado al referirse a esta misión diplomática de la UE que intentó sin éxito que aplazaran seis meses los comicios legislativos y cuyo resultado no tendrá el reconocimiento del bloque comunitario “en las actuales condiciones”.

Para Casado, lo que hizo Borrell es de “una gravedad extrema” y, por tanto, “saltarse el confinamiento democrático a Maduro debe tener consecuencias”.

Así lo dijo al afirmar que gracias al Partido Popular, el responsable de la política exterior europea comparecerá en el pleno de la Eurocámara el próximo miércoles para dar explicaciones sobre esta misión, que mantuvo contactos con grupos de la oposición, miembros del régimen de Maduro y la sociedad civil.

En este sentido, Casado señaló que Venezuela se encuentra en una situación de emergencia internacional, con una “vulneración sistemática” de las libertades y los derechos fundamentales y una “represión generalizada” contra la población civil, tal como han denunciado numerosos organismos, incluida la ONU.

España acoge preocupada la decisión de Maduro de mantener los comicios