Óscar Ramos vuelve de L´Escala con un bronce pese a una lesión de oído

El deportista del Pérez-Sub (izquierda) junto con sus compañeros de aventura en la competición de Girona, Diego Calviño y Toño Abilleira | CEDIDA
|

El vilagarciano Óscar Ramos, del club Pérez-Sub de Vilagarcía, ha regresado del Campeonato de España de Apnea Outdoor celebrado en L´Escala (Girona) con una medalla de bronce. Problemas de salud derivados de los entrenamientos impidieron que tanto él como su compañero, Toño Abilleira, se hicieran con más preseas, pero Ramos ya piensa en nuevos retos que superar.
Durante la jornada de entrenamientos el vilagarciano llegó a los 50 metros de profundidad, pero este esfuerzo dañó sus oídos: “No cogí el aire suficiente para meter en el tímpano y se me fisuró”, por lo que en la jornada de competición del sábado, durante la prueba de FIN (consistente en bajar y subir por un cabo tan solo con los brazos) solo pudo bajar 43 metros de los 63 marcados previamente. Esto le arrebató la medalla de plata a la que aspiraba “ya que penalizan todos los metros que no bajas de los que has marcado antes de la prueba”.
En la modalidad de peso constante sin aletas, Ramos contaba con opciones al bronce, pero la lesión de oído fue un lastre que le alejó del podio: “Esa prueba consiste en bajar como cuando nadas, a braza. Con 41 metros hubiera sido bronce pero solo pude hacer 30”, cifra que le confirió, sin embargo, un meritorio cuarto puesto “por las penalizaciones, no por los fondos alcanzados”, señaló el vilagarciano.
Sin embargo, finalmente la buena noticia llegó de manera sorpresiva y la medalla se materializó en la prueba en la que menos contaba con lograrla, la de skandalopetra.
En ella, uno de los miembros del equipo baja atado a una piedra de 20 kilos y el otro tiene que subirlo, ganando el equipo que la realice en el menor tiempo posible: “No contaba con esa medalla pero solo tenía que bajar 20 metros”, lo que les permitió realizar un buen papel pese a la lesión de oído.

Rotura de pulmón
En principio esta prueba iban a desarrollarla Ramos y Toño Abilleira pero este último sufrió un barotrauma que le llevó al hospital y le impidió competir. “Al bajar sin aire, el cuerpo se comprime y tienes no solo que llenar de aire los pulmones para que tu cuerpo genere energía sino que este aire tienes que meterlo a presión en la cabeza, en el oído, para que no se te rompa el tímpano. Entonces, el pulmón se placa tanto que cualquier movimiento brusco en el fondo para volver a superficie puede rajar la pleura, que fue lo que le ocurrió a Toño”, explicaba ayer Ramos.
Abilleira, que fue ingresado en el hospital Miguel Domínguez y está bajo tratamiento. Según recordó su compañero, ya había sufrido una lesión similar en Bahamas, donde tuvieron que quitarle un trozo de pulmón.
La skandalopetra fue realizada, debido a este imprevisto, por Ramos y Diego Calviño, logrando ambos el mencionado tercer puesto.
El propio Calviño (del club pontevedrés Sotavento, al igual de Abilleira) logró alzarse con el título de subcampeón de España en la prueba de FIN, con una marca de 54 metros de profundidad.

Valoración y nuevos retos
Óscar Ramos señalaba ayer que esperaba haber vuelto con tres medallas y que contaba con las dos que no logró, pero “al lesionarte el oído ya no tienes nada que hacer”. Pese a ello, consiguieron situar a Galicia como cuarta por autonomías y ya piensa en nuevos retos: “Tengo un record del mundo de apnea en piscina que está sin batir, consistente en 24 horas buceando. La marca está en 93 kilómetros y 700 metros” y Ramos quiere superarlo y llegar a los 100. Asimismo, el vilagarciano pensaba en retirarse este año pero la espina de L´Escala y sus buenas sensaciones físicas le harán continuar: “Por aguante y resistencia diría que hasta fui demasiado bien, así que seguiré, al menos, un año más”. l

Óscar Ramos vuelve de L´Escala con un bronce pese a una lesión de oído