La comunidad de montes de Boiro anuncia que seguirá adelante con la permuta aprobada en asamblea

Diario de Arousa-2018-03-08-016-01fadadf
|

Las dudas que varias decenas de socios de la comunidad de montes de Cimadevila, Boiro de Arriba, Boiro de Abaixo, Aducil, Carrofeito, Espiñeira y Brazos hicieron públicas sobre la presunta irregularidad en la permuta de un terreno y que se aprobó en la asamblea de la entidad del 27 de mayo del año pasado, por lo que pidieron la celebración de una nueva reunión, ha tenido respuesta por parte del presidente de la misma, quien anunció su intención de, en sus atribuciones como tal, ejecutará el acuerdo de la asamblea.  
Tomás Suárez indicó que la permuta que la directiva llevó a la referida asamblea de comuneros una permuta que dejaba la parcela propiedad de la comunidad de monte dividida “a partes iguais”, con la misma superficie para cada uno de los dueños de las fincas colindantes, “e quedándolle a ambas prácticamente o mesmo frente á vía pública”. Según sus declaraciones, la directiva que preside “non presentou ningunha proposta que favorecera a ningunha das partes, e logo de ensinar os planos na asamblea os veciños votaron”. Añadió que lo siente por el que votó en contra o simplemente ese día tenía mejores cosas que hacer que ir a la asamblea “e a súa idea non saiu adiante”, precisó Suárez Tarrío. 
Suárez Tarrío añadió que “se temos que facer as asambleas en segunda convocatoria porque non xuntamos quorum para a primeira, e se a xente asina documentos esixindo que se convoque una nova asamblea, non sei se chegará a vir, ou se quererá que lle vaia porta por porta a explicarlle a cada un esa proposta de permuta”. Y afirma que, puestos a mirar la gente que firma el escrito de petición de asamblea, dice que aparecen las del anterior presidente y de un miembro de la anterior directiva que le remite un burofax, y que le sorprende mirar el libro de actas de la comunidad y comprobar “como eles fixeron permutas que nin sequera iban na orde do día, non se achegou información ningunha aos comuneiros e aparecen aprobadas así como se non pasara nada”, subrayó Suárez.
El presidente de esa comunidad de montes dice que siempre intentó llevar las cosas “o máis claras posibles”, porque aseguró que los miembros de las directivas no tienen salario y que para pertenecer a las mismas hay que ser comunero, “e iso implica vivir aquí, e polo tanto convivir cos demáis comuneiros, e eu o que menos quero é ter problemas cos veciños, e supoño que calquera persoa que pretenda ter un lugar onde descansar despois de atender a súa xornada laboral”. Suárez señala que la asamblea en la que se aprobó el proceso de permuta se les explicó a los vecinos y si hubo alguna persona que no estaba de acuerdo con eso, siendo comunera tuvo su tiempo para hablarlo, “se é que asistiu, porque a convocatoria foi para todos”. l

La comunidad de montes de Boiro anuncia que seguirá adelante con la permuta aprobada en asamblea