PREVENIR, NO LAMENTAR

|

Las inundaciones son uno de los problemas recurrentes en los inviernos de Valga. Los desbordamientos de los ríos, si bien se han mitigado en los últimos años con varias obras, no se han resuelto, ni mucho menos. De ahí que en los próximos meses vayan a acometerse obras de dragado en los canales de derivación del río Valga, para aumentar su capacidad e intentar evitar que los vecinos de distintos puntos del municipio vuelvan a padecer en sus propiedades los efectos de una ría este invierno. Porque los lamentos no valen, sí la prevención.

PREVENIR, NO LAMENTAR