lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La Iglesia inmatriculó 134 bienes en O Salnés solo con certificación religiosa

El convento de Vista Alegre forma parte del listado | gonzalo salgado

El Consejo de Ministros hizo público hace dos días el listado de bienes que fueron inmatriculados por la Iglesia Católica tras la aprobación de la Ley Hipotecaria del gobierno de José María Aznar. De estos, 137 se encuentran repartidos por los municipios de la comarca de O Salnés, y solo en tres de los casos la Iglesia aportó documentación a mayores de la certificación eclesiástica.


La mayor parte son inmuebles vinculados a la actividad religiosa, como templos, ermitas, iglesias o cementerios parroquiales; pero existen también una buena cantidad de fincas rústicas que fueron registradas entre 1998 y 2015, año en el que la legislación se endureció, impidiendo que la certificación eclesiástica tuviese validad registral por sí misma.


Listado por municipios

Por municipios, Vilagarcía cuenta con 28 bienes registrados por la Iglesia durante este periodo, ninguno de ellos con más documentación que la certificación eclesiástica. La gran mayoría son de carácter religioso: Es el caso del convento de Vista Alegre, de la iglesia de Santa Eulalia y sus edificaciones anexas; la iglesia y el cementerio de San Xinés, la ermita de San Xoán, o la casa rectoral e iglesiario de Campanario, todos ellos en Bamio; la iglesia y el cementerio de Faxilde; la iglesia y el atrio de Solobeira; la iglesia, el atrio y el cementerio de Rubiáns; los templos de Fontecarmoa, Sobradelo (con el cementerio), Guillán, San Miguel de A Torre y Faxilde; las casas rectorales de Sobrán y Sobradelo; las ermitas de San Roque (Carril) y Os Anxos (Trabanca Sardiñeira); la capilla de San José y varios iglesarios en Sobradelo, donde también está el salón parroquial y en Rúa Curvelas (Cea).


Pero al margen de las edificaciones más vinculadas a la actividad propiamente religiosa, existen también en Vilagarcía dos viviendas en Vista Alegre a nombre de la Iglesia, una parcela con inmueble en O Cruceiro, en Cornazo, y una finca en la misma parroquia conocida como Huerto de Revelle.


En Vilanova son doce los bienes, la mayor parte religiosos, como las iglesias de San Cipriano, A Pastoriza, Santo Estevo y la de Deiro; cementerios en Deiro y Baión; casas rectorales en ambas parroquias y en San Ciprián o un iglesario en András. Existe también una finca rústica conocida como “Banda do Norte”, una de las tres de la comarca que cuenta con más documentación al margen de la certificación eclesiástica.


A Illa cuenta con un total de tres bienes inmatriculados en este periodo: la iglesia de San Julián; una casa rectoral con garaje y huerto en Rúa Cruceiro y una parcela en A Franqueira. En Sanxenxo, son diez de tipo religioso: Seis iglesias, tres de ellas con atrio y una con casa fábrica; dos casas rectorales con iglesario y las ermitas de San Mauro y Santa Catalina. Sin embargo, llama la atención en este municipio el número de fincas rústicas a nombre de la iglesia. Son un total de 19: Toma Salgueira, Pazo Revel, O Campo, Pinar de Baltar, Porta do Conde (1 y 2), Pumariño, Basadiña, Carballeira do Cura, Coutos, Atrio ermita de Ayos, Atrio Parroquia, Campo de la Fiesta, Iglesario, Atrio Santuario Lanzada, Iglesiario, Tallas de Afora (1 y 2) y O Carballo. Solo las dos primeras cuentan con documentación más allá de la certificación religiosa. Hay también dos fincas urbanas. Parecida es la situación en Meaño, con seis bienes religiosos (dos templos, un cementerio, dos iglesarios, dos casas rectorales, una casa fábrica y la ermita de San Mauro), pero una gran cantidad de fincas rústicas. Hay 19 y ninguna se registró con más certificación que la eclesiástica. Se trata de: Lugar de culto, Iglesario I y II, Carballa, Amieiras I y II, Iglesario, Monilla Pedreiras I y II, A mámoa, Cementerio Parroquial, Laxes de Loureiro, Sixtos, San Cibrán I y II, Manzaniña, O Prado de Abaixo, Iglesario I y II.. También hay una finca urbana, A mámoa.


En Meis son diez los bienes matriculados tras la “ley Aznar”. Cuatro son religiosos: Tres templos, uno con cementerio y otro con casa rectoral y la ermita de la Concepción. Hay también cuatro fincas rústicas: Río da Bouza, Monte Castro Mouro (I y II); una urbana, Frente da Igrexa y una parcela denominada Casa rectoral e iglesario. Cambados cuenta con 20 bienes inmatriculados, la mayoría eclesiásticos como el cementerio de Santa Mariña, salvo un almacén y una finca rústica. O Grove, por su parte, tiene siete bienes, cuatro religiosos y tres terrenos en Barreiros, Entre Hortas y A Braña do Cura


Posible reclamación

La publicación de este listado, por parte del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez, abre las puertas a que cualquier persona física, jurídica o administración pública que discrepe sobre la titularidad inicie una reclamación.

La Iglesia inmatriculó 134 bienes en O Salnés solo con certificación religiosa

Te puede interesar