La economía y el retraso de la emancipación por el Covid amenazan la demografía gallega

Varias personas practican deporte al aire libre en la zona fluvial del río Miño en Ourense | brais lorenzo (efe)
|

Un informe del Observatorio Galego de Dinamización Demográfica de enero de este año, remitido al Parlamento por la Consellería de Política Social en el marco de la comisión impulsada para la reactivación económica y social de Galicia, ratifica que la pandemia introduce nuevas amenazas para la crisis demográfica que habrá que afrontar con medidas como el refuerzo de la acción pública garantizando la participación “activa” de la administración local.


El documento, incorpora un análisis “DAFO” -de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades- derivado de la irrupción del Covid-19 y sus efectos en la comunidad. Entre las debilidades, por ejemplo, sitúa las limitaciones derivadas de “la falta de una comprensión en profundidad del cambio demográfico”.


Pero también ratifica que la pandemia “está agravando el ya acusado retraso en la emancipación residencial y en la autonomía personal” en los más jóvenes, apunta a la “deficiente atención” al papel de los mayores en la sociedad y alerta del “incremento de la preexistente inestabilidad y precariedad laboral” de una parte “importante” de la población, las dificultades de conciliación o las dificultades de movilidad y el freno a la inmigración.


De hecho, en el apartado de amenazas, aunque alude a la “carencia de datos”, de momento, que permitan determinar el impacto exacto del Covid-19, sí apunta que se espera en el “corto plazo” un descenso de la natalidad (ya muy bajo) debido la respuesta de la misma “a los shocks económicos y al desempleo”, así como al “mayor retraso en la emancipación de la juventud”.


Incerteza económica

A todo ello se suma el clima de incerteza económica, pero también “de toda índole”, generado por la pandemia, acompañado de un incremento de la vulnerabilidad y de la percepción de inseguridad.

Pero además se constata que la actual pandemia pone en evidencia “las vulnerabilidades de una población en proceso de envejecimiento aunque se desconoce si si se va a alterar la tendencia general positiva de la esperanza de vida”.


Y para afrontar esta amenaza, el Observatorio plantea varias cuestiones como trasladar a la sociedad que todas las personas son “vulnerables” y que es “fundamental” la responsabilidad individual dentro de lo colectivo, en la búsqueda “del bien común”. Y también dar otros pasos, como visibilizar el cambio en el perfil sociológico de la vejez o atender a los efectos derivados de la “feminización” de la vejez.


Pero entre las amenazas, el Observatorio sitúa también la consideración de la conciliación como un tema que afecta “solo a las mujeres”, por lo que apuesta por potenciar la educación en igualdad o valorar la importancia del cuidado en la reproducción social, así como “eliminar las trabas de promoción laboral” a las que se enfrentan las mujeres en edad reproductiva.


Para afrontar estas amenazas, el Observatorio plantea “reforzar y mejorar la coordinación” en los diferentes ámbitos de la acción pública, incentivando la coordinación y que “todas las partes interesadas” partticipen en el diseño de políticas demográficas.


De hecho, insta a revisar la normativa vigente para “garantizar la participación activa” de la administración local en el abordaje del reto demográfico.


Y también, en el ámbito de las políticas públicas, ve clave para el futuro modelo de bienestar la integración de la sanidad y de los servicios sociales. 


El observatorio invita a favorecer la apertura de la sociedad a la entrada de inmigrantes

Una “insuficiente valoración” de los beneficios de la inmigración y del retorno también figura en el apartado de amenazas que detalla el informe del Observatorio Galego de Dinamización Demográfica, que ve “urgente” aplicar una política migratoria proactiva y favorecer la apertura de la economía y de la sociedad a la entrada de inmigrantes.


También, en este contexto, el Observatorio pide diseñar campañas de sensibilización que den a conocer los beneficios de la inmigración y del retorno de emigrantes y de su descendencia.

Pero el informe también hace constar fortalezas y oportunidades, así como medidas para mantenerlas. Por ejemplo, el incremento de la esperanza de vida -propone mantener y reforzar las políticas públicas que alienten formas de vida y alimentación saludable-, o el papel clave de las redes famiiares, así como el aumento de la corresponsabilidad.


En este punto, el informe apuesta por “apoyar y promover el libre desarrollo de las familias” y promover las condiciones que favorezcan “el libre ejercicio del derecho a la reproducción” de las mujeres. l

Y como oportunidades se subraya, entre otras, que la preocupación demográfica está en la agenda política o que Galicia participa activamente, a nivel español y de la UE, en foros que permiten trasladar las necesidades vinculadas a la peculiaridad de su dinámica demográfica, sinergias que apuesta por aprovechar. 

La economía y el retraso de la emancipación por el Covid amenazan la demografía gallega