Viticultores Rías Baixas, una agrupación necesaria

|

Recogemos con satisfacción la presentación de la denominada “Agrupación Profesional de Viticultores Rías Baixas”, nacida con la finalidad de aunar los intereses del sector vitivinícola en el ámbito de la D.O., desde su óptica de técnicos en los diversos aspectos como el cultivo, la elaboración y la comercialización, pero con la finalidad última de ofrecer a sus asociados información, formación y profesionalización. Entre los objetivos prioritarios citan los miembros de la gestora la lucha por recuperar el precio de la uva, que aunque no lo especifican, suponemos que será por encima del euro/kilo, habida cuenta de que se está pagando hasta por la mitad de esa cifra, si bien deberá depender siempre de la calidad, madurez, grado alcohólico y otras circunstancias. Así pues, estamos ante un nuevo colectivo que procurará que los trabajadores del vino, Albariño, por supuesto, vean debidamente valorada su importante labor y puedan sentirse estimulados para desarrollar su trabajo en la procura de una cada vez mayor calidad de la uva que sirve de base para nuestro “Príncipe dourado”.
Claro que, hablando de Albariño el que suscribe no puede sustraerse a su viejo deseo de ver algún día como se acomete la necesaria reordenación de la actual Denominación de Origen y se modifica de forma que sea creada una para la Comarca del Salnés, por ser la que produce (en tanto no se desgracie, que algo ya se intuye o palpa), el vino Albariño con uva de dicha clase o especie, es decir, monovarietal, con lo que disponemos y disfrutamos un vino con la autenticidad deseada, sin perjuicio de que las otras subzonas sigan elaborando su vino como hasta ahora pero con una D.O., propia y diferente. Lo de “Rías Baixas” fue, desde su nacimiento, un desacierto.
Y de paso que seguimos hablando de Albariño, y como los consumidores aún no tenemos representación en el Consejo Regulador, sugerimos a la nueva entidad profesional que nos eche un cabo para que los precios puedan ser un poco ajustados, sobre todo en las bodegas y en la hostelería de forma que, respetando los lógicos márgenes comerciales podamos disfrutar del Albariño a un precio razonable y asequible.
Bienvenida pues la Agrupación Profesional de Viticultores Rías Baixas, y su junta gestora presidida por Fernando Crusat Méndez, con su vicepresidente José Maquieira Cacabelos, con Julio Reboredo Froiz como tesorero y con nuestro amigo Bruno Somoza Serantes como Secretario.

Viticultores Rías Baixas, una agrupación necesaria