La oleada de robos en Vilagarcía

|

Vilagarcía es hoy en día una ciudad más insegura que antes. No lo digo yo, lo dicen los datos y el reguero de titulares de prensa que día tras día confirman que aquí hay una catarata de sucesos y que alguien debería afrontar de una vez.
Este tema es lo suficientemente serio como para que los que tienen que tomar decisiones las tomen y las tomen en serio. Los números son tan impersonales y fríos que parece ser la única manera de que seamos conscientes de cómo está el patio. Sólo voy a dar dos cifras: Vilagarcía es hoy en día la ciudad con mayor tasa de criminalidad de toda Galicia (el último índice conocido es del 40,3 casos por cada 1.000 habitantes, una exageración), mientras que Narón, esa localidad del norte que nos ha adelantado en número de habitantes, tiene menos de la mitad y está a la cola (20,0). Nos da mucha envidia de la buena.
El otro dato que todo el mundo ha de tener en la cabeza es que en el pasado mandato, el coeficiente en Vilagarcía era de la mitad. Ni más ni menos. Y como digo, eso son datos, no opiniones ¿Qué ha pasado entonces para que se haya disparado el número de delitos? Pues yo no lo sé, pero la impotencia que se debe sentir cuando te levantas una mañana y encuentras tu garaje vacío o tu negocio destrozado se merece una solución ¡¡y pronto!!  Se merece que la seguridad se convierta en una prioridad para los que tienen la responsabilidad de gobernar porque intentar tapar los índices de criminalidad y la sensación de inseguridad ciudadana es como intentar tapar el sol con el dedo índice: En cuanto te mueves un poco te deslumbra la evidencia.  Hay una falta de implicación preocupante por parte de los responsables políticos socialistas, y lo saben. Hay más dinero que nunca en Ravella y por tanto más posibilidades y recursos para resolverlo, y lo también lo saben. El problema es cuando lo saben pero no lo atajan, como ahora.
Yo, que palpo la calle y hablo con los vecinos y vecinas de Vilagarcía, lo que escucho es que su mayor preocupación es el caos del tráfico y la inseguridad ciudadana, ah y también el dineral que se van a gastar desde Ravella en modificar una plaza que está estupenda. Y en cuanto salgo un poco del casco urbano el tema estrella es la suciedad y el abandono de las pistas del rural. Claro, que como no lo dice el CIS ni las encuestas de Sánchez, igual los socialistas locales no le dan ninguna credibilidad...
Lo cierto es que hasta hace unos años Vilagarcía era una ciudad tranquila y ahora, tristemente, no lo es. Y yo me pregunto, ¿cómo pueden estar el alcalde y los concejales de su gobierno tan desconectados del resto de la población vilagarciana? ¿Cómo pueden estar pensando en un modelo de ciudad para “pasear y andar en bici” mientras los ciudadanos lo que quieren es algo tan básico como dormir tranquilos sin miedo a despertarse con sus propiedades destrozadas? ¿No sería lo lógico que en vez de estar obsesionados por pensar dónde poner más hormigón estuvieran obsesionados por buscar una solución a esta ola de delitos? Parece evidente, ¿no? Pues yo no sé si en Ravella lo tienen tan claro, porque hace muchos meses que venimos alertando sobre este problema y nos llamaron alarmistas pero la realidad es que con el paso de los meses en vez de solucionarse vemos con preocupación que sigue creciendo.  Ya queda menos…

La oleada de robos en Vilagarcía