Ribadumia pide conocer el estado de la regularización de la “folla redonda” tras dos años en trámite

Un momento de la visita de las autoridades autonómicas a instalaciones locales mejoradas con ayudas de la Xunta | cedida
|

El Concello de Ribadumia ha solicitado una reunión a la Xunta para conocer en qué fase exacta se encuentran los trámites para poder incluir la “folla redonda” en el registro de uvas de vinificación de Galicia, permitiendo así la regularización comercial de un producto, el tinto de Barrantes, de larga tradición histórica y social en el municipio. Hace ya dos años que Medio Rural inició el proceso y siempre se ha dicho que en total puede demorarse hasta cinco, pues se trata de un híbrido y también requiere de minuciosos estudios técnicos. Sin embargo, el gobierno local quiere conocer el estado actual de la tramitación porque “para nós é necesario e imprescindible a súa defensa”, declaró el alcalde, David Castro.


El regidor indicó que para ello han pedido una reunión específica sobre este asunto con el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, y que ya lo habían hecho con su predecesora en el cargo al considerar que se trata de un asunto con entidad suficiente para centrar una reunión. De hecho, ayer tuvo lugar una primera toma de contacto con López durante una visita de la directora xeral de Administración Local, Natalia Prieto. Ambos mandatarios autonómicos se desplazaron a Ribadumia para visitar algunas de las obras realizadas por el Ayuntamiento en 2020 con casi 35.000 euros de una orden de ayudas para infraestructuras de uso público de la Xunta.


Educación y Deportes

Juntos inspeccionaron el resultado de proyectos como la reforma del suministro eléctrico en el campo de fútbol de Barrantes y preescolar del colegio Julia Becerra Malvar. Además, según fuentes autonómicas, el gobierno local ribadumiense “conta tamén con material deportivo para o ximnasio de Cabanelas, padiola para o posto de primeiros auxilios na piscina municipal, tatami para o ximnasio de Barrantes, así como unha portería de fútbol para o campo de fútbol de Barrantes”.


Prieto indicó que se trata de “pequenas actuacións que redundan en beneficios para a veciñanza” y destacó también “a importancia da colaboración entre a administración autonómica e a local, que é a mellor coñecedora das necesidades e demandas da veciñanza, xa que grazas a estas axudas, os concellos galegos levan a cabo actuacións que repercuten en melloras directas para o día a día dos cidadáns e que non se poderían levar a cabo en moitas ocasións se non fose pola colaboración entre Xunta e concellos”.


Ayudas por 800.000 euros

La directora xeral también subrayó que Ribadumia ha recibido en los últimos años unos 800.000 euros de varias ayudas de Vicepresidencia de la Xunta y que este año contó también con una conjunta con la Mancomunidade do Salnés de casi 84.000 euros para una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo instantáneo en la estación de tratamiento. El dinero procede del Fondo de Compensación Ambiental. 

Ribadumia pide conocer el estado de la regularización de la “folla redonda” tras dos años en trámite