La mortandad de marisco no cesa y los parques de Carril amanecen cubiertos de mantos de conchas

Vista de los parques de Carril cubiertos de moluscos muertos | jose eiras
|

Los parques de cultivo de Carril amanecieron ayer cubiertos de blancos mantos de conchas de marisco muerto. La imagen es la constatación de lo que ya se sabía, que la cadena de temporales registrados en las últimas semanas estaba provocando una elevada mortandad ya certificada en días anteriores por los biólogos de la Xunta en concesiones marisqueras de la playa de A Compostela, donde se da por perdida el cien por cien de la almeja babosa. Pero el último, la borrasca Karim, que pasó hace una semana, ha dado un nuevo puntillazo a la producción de esta zona y ayer algunos mariscadores señalaban también la muerte de berberecho y bastante japónica. De hecho, algunos parquistas aprovecharon la marea baja para empezar a retirar las conchas de sus concesiones y evitar daños en el terreno para su regeneración.


La propia Agrupación de Parquistas tiene previsto realizar esta semana una primera aportación de áridos en una cantidad de unos 3.000 metros cúbicos –procedentes de cantera y exentos de materiales pesados–. Según su presidente y patrón mayor de la Cofradía de Carril, José Luis Villanueva, se trata de una práctica habitual, pero ahora “cobra máis razón”. Para ello, primero es preciso liberar las concesiones de las conchas muertas y sanear el terreno; una tarea que los parquistas ya van haciendo en estos días aprovechando los momentos de marea baja.






Conclusiones

Villanueva indicó que aunque se ha hecho seguimiento de los efectos de las riadas culpables de estas situaciones al reducir la salinidad del agua, ahora, con las secas, es el momento de hacer una evaluación exhaustiva para conocer el verdadero alcance de sus efectos. Y es que apuntó que esta semana pasada aún había zonas donde el marisco iba resistiendo y le parecía “prematuro” sacar conclusiones definitivas y será ahora cuando se puedan obtener. Con todo, insistió en la necesidad de actuar pues se trata del “motor económico de 656 familias”, pero también destacó que el sector tiene experiencia en estas situaciones y sabe cómo actuar. Cabe recordar que la entrada de temporales con intensas lluvias ha sido constante en el último mes y la última borrasca, Karim, aún se registró hace una semana.


Análisis de hace dos semanas

Fuentes del sector marisquero ya señalaban ayer que a pie de playa se veía claramente una importante cantidad de berberecho, pero sobre todo de japónica muerta. Especies que en las revisiones realizadas por biólogos de la Xunta a mediados de febrero en A Compostela parecía que iban resistiendo en la concesiones de la agrupación de mariscadores. Con todo, se certificó la pérdida del cien por cien de la babosa y desde el colectivo indicaban que solo con esas dos especies iba a resultar difícil sobrevivir a la campaña de los próximos meses.


A la vista de la situación, ahora será la Xunta quien determine si es posible conceder un cese de actividad o el paro biólogo, como ya piden algunos trabajadores. 

La mortandad de marisco no cesa y los parques de Carril amanecen cubiertos de mantos de conchas