Pablo Casado y el PP se empeñan en pegarse tiros en el pie

Aznar y Casado | Jesús Hellín / Europa Press
|

El Partido Popular es especialista en pegarse tiros en los pies. Además, es insaciable. No le llega haber tenido unos resultados nefastos en los comicios catalanes, ni ver cómo una y otra vez su nombre sale en los medios de comunicación vinculado a casos de corrupción. Pues no. Ahora, a cuenta del 25 aniversario de la victoria de Aznar en las generales, pues eso, que se abren de par en par para dejar ver los entresijos de sus luchas internas. Dicen algunos que la culpa es de Aznar, que no está satisfecho con el papel que desempeña y que hasta no descarta volver a intentar presidir España. Otros, más moderados, creen que Casado se equivocó al buscar la foto con alguien que pueda unir al PP con la palabra triunfo. Sea como fuere, la realidad es que Casado está más débil que nunca y que su falta de liderazgo va a provocar una lucha sin cuartel en los diferentes congresos autonómicos que la formación va a abrir en breve. Mientras tanto, la imagen de Casado reconociendo que unir al centro derecha español es muy difícil, no tiene precio... para sus enemigos.

Pablo Casado y el PP se empeñan en pegarse tiros en el pie