El Sergas revisará mañana los datos del área sanitaria para valorar su apertura

Ayer fue el primer día del cribado poblacional en el pabellón de Vilanova, que tiene como objetivo detectar casos asintomáticos | gonzalo salgado
|

Los datos tanto de incidencia como de ocupación hospitalaria en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés serán revisados mañana en el marco del Subcomité Clínico de la Xunta, que será el que determine si hay mejoría y si se pueden aliviar las medidas restrictivas el próximo lunes. Así lo explicó el conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña, en la comparecencia pública tras la reunión semanal del Comité Clínico que, en lo que respecta a esta área sanitaria, no ha decidido ningún cambio. Comesaña aseguró que “é certo que os datos desta área son mellores, pero aínda así están no límite do que nós consideramos que sería viable para aliviar as medidas”. Esto lleva a la Consellería de Sanidade a mantener restringida la movilidad y a permitirla solo entre los concellos que pertenecen a esta área sanitaria. “Facémolo neste contexto de prudencia e despois de telo valorado tanto cos responsables da UCI como coa Xerencia”, explicó Julio Comesaña.


El conselleiro argumentó que desde el Comité Clínico están tomando como referencia un 25 % máximo en cuanto a ocupación hospitalaria y de UCI y que, en el caso del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés “está por debaixo, pero moi pouco, daí que consideremos que é mellor esperar”.


En la comparecencia tras el Comité Clínico el responsable de Sanidade reconoció que hay identificados concellos en la zona de O Salnés que todavía mantienen una incidencia acumulada en cuanto a número de positivos elevada. Es el caso concreto de Vilanova, con una incidencia acumulada que supera los 250 casos activos por 100.000 habitantes. “Pensamos que no caso desta área favorece manter o perímetro común”, aseguró.


En todo caso la idea es que mañana mismo se reúna el Subcomité Clínico para realizar otra revisión de los datos (tanto en materia de positivos como de ocupación en planta y en UCI). De acordarse el alivio de medidas restrictivas para el área de Pontevedra-O Salnés o, al menos, para algunos de sus concellos, estas entrarían en vigor previsiblemente el lunes. De lo contrario quedaría a expensas de lo que se decida ya en el Comité Clínico de la próxima semana, fijado para el martes. “Ademais este venres -por mañana- tamén pasan seis días dende que se aliviaron as medidas e poderemos facer un análise da súa repercusión”, explicó Comesaña.


Así pues, al menos hasta el lunes, los concellos de O Salnés y de buena parte del Ulla-Umia seguirán teniendo la movilidad limitada en el área. Además la hostelería solo podrá abrir hasta las seis de la tarde y con un 50 % de ocupación en terraza.


Cabe recordar que la situación en los concellos arousanos que dependen del área sanitaria de Santiago-O Barbanza es mucho menos apretada, dado que tienen movilidad entre los municipios que están en la misma situación y la hostelería puede abrir dentro a un 30 % y fuera a un 50 %.


En todo caso tres de las cinco aulas de centros educativos del área que están cerradas debido a la situación epidemiológica pertenecen a colegios ubicados en Ribeira. Se trata de los CEIP plurilingües Frións y O Grupo y también el colegio de Palmeira.


En el global de las tres comarcas arousanas la situación epidemiológica ha evolucionado muy favorablemente en la última semana con una bajada sustancial del número de casos activos en casi todos los concellos.

El Sergas revisará mañana los datos del área sanitaria para valorar su apertura