Compañeros acusan a Velo de “desleal” por no comunicarles antes su dimisión

José Antonio García Castro confirmó que recogerá el acta de edil dejada por Velo | Cedida
|

La dimisión de Manuel Velo como concejal de la Corporación municipal boirense, que se hizo efectiva el viernes a las 13.19 horas, no sentó nada bien entre compañeros de Iniciativa Cidadá de Boiro (ICBoiro) “por las formas en las que lo hizo”, ya que todos coinciden en señalar que se enteraron “pola prensa”, cuando creen que debería habérselo comunicado antes a ellos. Algunos le recriminan que buscase ser el titular en los periódicos en lugar de tener mayor consideración con quienes se sumaron a su proyecto, y ven “desleal” el modo en el que ha hecho las cosas. Una de las personas más críticas con esa forma de actuar es Begoña Díaz, que hasta 2019 fue la número 2 del partido, y a la que relegó un peldaño para dar entrada al que será su sucesor, José Antonio García Castro, que recogerá el acta de edil.


Begoña Díaz manifestó que aún no sabe lo que hará, pero que se siente “mal” por tener que enterarse por el periódico “de sus maniobras”. “Llevo a su lado 13 años -8 de concejala- y creo que me merecía saberlo por él, pero aún estoy más dolida por el resto de compañeros del partido”, dijo. Díaz manifestó que “son muchas decepciones seguidas”, en referencia a la entrada de García Castro en su puesto de la lista electoral, “que se hizo con la condición de que él renunciaba si obteníamos más de un concejal y que uno de ellos lo ocuparía yo, tal y como le comentó Velo a los compañeros”. Añadió que cuando se empezó a especular con una moción de censura “Velo desmintió todo eso y más cuando les dejé saber que yo no estaba de acuerdo con ella. Entonces, yo ya no interesaba y me dejó de lado”.


Otros compañeros de ICBoiro le recriminaron a Velo su “falta de consideración y que vaya por libre”, pero evitaron hacer más declaraciones públicas y agregaron que todo lo que tengan que decirle lo harán “a la cara”. Por su parte, José Antonio García, que empezó diciendo que “nos enteramos hoxe todos” de la dimisión al salir en la prensa y que seguidamente quiso rectificar al señalar que Velo ya se lo había dicho y que no le cogió por sorpresa, indicó que, una vez que recoja el acta de concejal, lo primero que va a hacer es hablar con “goberno, oposición e o resto das forzas políticas para buscar o que mellor sexa para os intereses de Boiro. Por agora é o único que podo dicir”, puntualizó.


Respecto a su apoyo a una moción de censura que pudiera presentar el PP, García Castro declaró que “todo sería cuestión de falalo, pero ata agora non hai nada”. Estas manifestaciones contradicen lo que sostienen miembros de ICBoiro, que casi lo dan por hecho, y añaden que ese respaldo estaría condicionado a la renuncia de Juan José Dieste -un paso que no parece estar dispuesto a dar, aunque le ofrezcan ir para el Senado-, para que Fernando García Diéguez sea el investido alcalde. Preguntado por esta posibilidad, el PP gallego no quisieron mencionar la expresión “moción de censura”, y que “lo único que nos preocupa es Boiro y la mala gestión del Gobierno local y las consecuencias que eso genera en los vecinos”.


Para que prospere esa moción de censura precisaría el apoyo de otro concejal, como sería Carlos Rodríguez Muñiz, de Ciudadanos. Este último consideró “coherente” la dimisión de Velo, pues recordó que ya advirtió. “Ata onde nos sabemos, Velo apoiou a investidura crendo que contarían con él para gobernar, algo que non ocorreu”, precisó. Comparte la valoración de Velo de que Boiro necesita un gobierno “máis capaz e máis forte do que representan 5 concelleiros actuais e que provoca freo na inversión, falla de orzamento por primeira vez na historia e que non responde as necesidades dun pobo de case 20.000 habitantes”. Desconoce si la dimisión de Velo supondrá un cambio en gobierno u oposición de cara a una moción de censura, pero que Cs escuchará lo que tengan que decirles.

Compañeros acusan a Velo de “desleal” por no comunicarles antes su dimisión