lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Estable y con daños superficiales en la cara el herido de la explosión de gas

El hombre fue trasladado al Chuac en un helicóptero que aterrizó en A Lomba | gonzalo salgado

El hombre de 55 años que resultó herido en la explosión de una caldera en una vivienda ubicada en Bosque de Desamparados continúa ingresado en la unidad de quemados del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. Según fuentes del Chuac el hombre tiene quemaduras superficiales en la cara y en las manos y está “hemodinamicamente estable”. Fuera de peligro se encuentran tanto su mujer como su hijo, que también estaban en la vivienda, y que tras pasar la noche controlados en un centro hospitalario permanecen alojados en un hostal que les facilitó el Concello. Y es que los destrozos ocasionados en el interior del inmueble de la familia han sido considerables. De momento la Policía Nacional investiga la causa que pudo propiciar la explosión de la caldera de propano. Es decir, si se debió al mal estado de la misma o a un mal uso por parte delos dueños.


“Si se huele a gas lo importante es ventilar y nunca encender o apagar luces porque puede provocarse un arco eléctrico”


El jefe del parque del Consorcio de Bomberos, Gustavo Vázquez, que estuvo en el operativo de emergencias del pasado lunes en la vivienda de Desamparados señala que este tipo de explosiones se “suelen dar por escape de gas por algún mal uso de la caldera o funcionamiento de la misma”. Unido a que “parece que el hombre se acercó con un mechero y había una bolsa de gas, pues se produjo la explosión”. En este sentido el jefe de los Bomberos explica que es “muy importante hacer un mantenimiento anual de este tipo de dispositivos” y explica que en caso de “que se huela gas o haya una mala combustión lo importante es ventilar y en ningún momento apagar o encender las luces, porque se podría provocar un arco eléctrico que derivaría precisamente en una explosión”.


En la actuación del lunes los bomberos "al ser una caldera de gas propano, que pesa más que el aire, comprobamos que no había peligro en las partes inferiores como son el garaje o el hueco del ascensor".

Los daños que se provocaron con la explosión fueron fundamentalmente internos en la propia vivienda, dado que cabe recordar que el propio arquitecto municipal supervisó el inmueble tras la explosión para descartar daños estructurales y peligro para el resto de vecinos. 

Estable y con daños superficiales en la cara el herido de la explosión de gas

Te puede interesar