Jornada laboral de cuatro días y macro-cambios laborales a tener en cuenta

Las empresas participantes se comprometen al mantenimiento del empleo y los niveles salariales a antes de la entrada en el proyecto. | Cedida Inter Asesoría
|

Alemania, Nueva Zelanda y Finlandia están contemplando implantar una reducción de los días de trabajo a la semana, pasando a 4 días laborales, como mecanismo para proteger el empleo y fomentar el consumo local.

Dicha reducción de la jornada laboral no conllevaría una reducción de salario, la conciliación entre la actividad laboral y la vida personal, debido a la crisis del coronavirus ha surgido la necesidad de adaptación a nuevas situaciones.


Comunidades Autónomas como la Comunidad Valenciana han incluido una partida en sus presupuestos para el año 2021 de 4 millones con el fin de subvencionar a empresas que reduzcan la jornada a 32 horas, 4 días laborables.


Más Madrid, con Iñigo Errejón a la cabeza ha presentado ante el Ministerio de Industria un proyecto piloto de jornada laboral de 4 días en el que se prueba la mejora de la productividad de las empresas en jornadas de 32 horas semanales. El proyecto incluye incentivos para las empresas que quieran participar en el experimento.


Las empresas participantes podrían recibir fondos para cubrir hasta el 100% del coste laboral por hora trabajada, el segundo año un 50% y el tercer año un 25%, los incentivos podrían variar dependiendo del sector, tal y como se recoge en la propuesta presentada ante el Ministerio de Industria. Los complementos se destinarían a la contratación de nuevos empleados por el desfase de trabajo si fuese necesario o a cubrir los costes derivados de la reducción de jornada. Se trataría de un incentivo económico público para toda empresa que se adhiera al proyecto de implementación de jornada laboral de 4 días, progresivo y limitado.

Las empresas participantes se comprometen al mantenimiento del empleo o incremento y los niveles salariales a antes de la entrada en el proyecto.


En España la media de horas trabajadas es superior a la de la UE, pero la productividad es menor, proyectos como el de implantación de jornada de 4 días o estudios donde se recomienda las jornadas continuadas para la mejora de productividad y conciliación quieren avanzar en las mejoras de las condiciones laborales, numerosas empresas de manera proactiva han modificado las jornadas o han implementado la jornada laboral de 4 días y se demuestra que la productividad en muchos de esos casos no solo no es que se haya reducido sino que ha aumentado, por la respuesta positiva de los empleados y la mejora del compromiso con la empresa. En España empresas como Software DELSO en Jaén ejemplo de empresa que en los últimos años ha ido mejorando las condiciones laborales y ha favorecido una conciliación y mejorar del compromiso con sus empleados hasta que este año 2021 se ha estrenado en esta nueva jornada laboral.


En artículos anteriores abordábamos más avances laborales, como el del descanso en el permiso de paternidad donde este año 2021 ambos progenitores pueden disfrutar de 16 semanas.


Alemania, Nueva Zelanda y Finlandia están contemplando implantar una reducción de los días de trabajo a la semana, pasando a 4 días laborales, como mecanismo para proteger el empleo y fomentar el consumo local, dicha reducción de la jornada laboral no conllevaría una reducción de salario 


En marzo de 2021 acaba el plazo para las empresas de 100 a 150 trabajadores para que desarrollen el Plan de Igualdad con el que se prevé garantizar una igualdad de trato entre hombres y mujeres, dichos planes cuentan como beneficio la mejorar de la productividad y reducción del absentismo, así como localizar situaciones que hayan podido pasar inadvertidas.


La regulación del teletrabajo, trabajo a distancia y negociación colectiva se espera que se avance en este campo durante el año 2021, con una regulación legal en los convenios colectivos que aborden las nuevas modalidades de trabajo.


La gran modificación se espera con la regulación del Estatuto de los Trabajadores donde se recoja la nueva realidad social y tecnológica acompañado de una protección de los trabajadores en estas nuevas situaciones, en dicha reforma se pretende reformar también la contratación laboral, simplificando y reordenando las modalidades de contratación.


El Gobierno también está abarcando una posible reforma en la cotización de los autónomos con una modificación de las cotizaciones en función de los ingresos que obtengan a través de un sistema de tramos similar al de IRPF, dicha modificación sería progresiva.


La subida del salario mínimo hasta los 1.000€ (14.000€ anuales) se ha pospuesto hasta mediados de año, pero todo apunta a que este año 2021 se aumentará nuevamente por las sucesivas negociaciones y la reciente aprobación el SMI Europeo aprobado en el Parlamento Europeo.


El camino para a la adaptación a la nueva realidad con los nuevos retos que ello conlleva, junto con el avance imparable de la digitalización, va a fructificar en innovadoras y dinámicas formas de trabajo, en la que convergen nuevos estilos de liderazgo, mayor creatividad y donde se postulan como pilares estratégicos la productividad y la eficiencia.

*Asesora Laboral en

INTER Asesoría

Jornada laboral de cuatro días y macro-cambios laborales a tener en cuenta