Fefiñáns recuperará su histórica escalinata y cambiará ante su peatonalización “irreversible”

El bipartito presentó el proyecto ante el muro donde regresarán los peldaños | m. f.
|

La Praza de Fefiñáns no volverá a abrirse al tráfico y, por eso, debe dejar atrás la provisionalidad de su peatonalización y volver a convertirse en un centro de “encuentro” entre vecinos, además de un polo turístico.


Con esa visión, el bipartito presentó ayer en el lugar un proyecto de transformación para este icónico espacio, que incluirá la recuperación de la histórica escalinata, la mejora de la imagen y acceso desde la Avenida de Vilagarcía y la potenciación de los espacios ahora en firme de tierra.


La alcaldesa, Fátima Abal, y los ediles Tino Cordal, Xurxo Charlín y Samuel Lago desgranaron una obra de 230.000 euros que bebe del Plan Concellos 2021 y cuyo proyecto está ya terminado. En el acceso desde la Avenida de Vilagarcía se quitarán las vallas provisionales para instalar un cartel a pie de carretera que identifique el lugar. Además, el firme pasará a ser en árido compacto, con árboles y bancos, recuperando un aspecto y funcionalidad más tradicionales.


Las zonas ahora ya en tierra, en un extremo de la plaza, cambiará gracias a un nuevo firme más compacto, mejora de la arboleda, instalación de bancos —en la plaza hoy no hay ni uno— y demás mobiliario urbano.

Los peldaños permitían y permitirán acceder al atrio de la iglesia directamente desde la plaza, donde hoy solo hay un muro corrido, con escaleras solo en el lateral de este. La conversión de la escalera en muro se produjo en 1970 para permitir el paso fluido de automóviles. Eliminados estos del entorno, se quiere devolver la estructura a su estado original. No se tratará de una réplica, sino de una reconstrucción, ya que las piedras de la escalera fueron usadas para tapar el hueco del muro. Están además ya numeradas, lo que facilita su reconstrucción. Pero para poder hablar de plazos de obra, primero hay que contar con la aprobación de Patrimonio, a donde ahora se trasladará el proyecto recién terminado. Esperan que no haya sorpresas, ya que una comisión patrimonial había dado su visto bueno ya hacia 2004, aunque la idea nunca llegó a avanzar. La parroquia ha dado ya su beneplácito y ahora se habla también con el arzobispado.

Fefiñáns recuperará su histórica escalinata y cambiará ante su peatonalización “irreversible”