Las “poxas” regresan por el San Benito de invierno en O Salnés tras un año de pandemia

Aunque con mascarilla y demás medidas anti-Covid, y con menor afluencia, las subastas de animales regresaron ayer a Lores, después de la suspensión del año pasado, en pleno confinamiento | gonzalo salgado
|

El confinamiento impidió el año pasado toda celebración del San Benito de invierno en O Salnés. Este año, aunque todavía en estado de alarma por la Covid, la celebración tuvo lugar, a medio gas, en la comarca, donde al menos en Lores pudieron volver a verse las tradicionales “poxas”, eso sí, con medidas de seguridad sanitarias.


Así, en la localidad meañesa, las misas arrancaron ya desde primera hora de la mañana, hasta la central, a la una de la tarde, con salida de procesión.


Las subastas de animales como forma de ofrenda al santo regresaron, como es habitual, en horario de tarde, hacia las 17 horas. También se sucedieron varias liturgias en sesión vespertina.


En Cambados hubo misas, también desde primera hora de la mañana en Fefiñáns, incluida la solemne a las 12:30, aunque se ha optado por mantener más restricciones. De esta forma, no hubo la habitual procesión ni las “poxas”. Las misas regresaron también de tarde al municipio cambadés.


La tercera localidad en festejar el santo fue O Mosteiro, en Meis, con las tradicionales misas en la capilla.

Las “poxas” regresan por el San Benito de invierno en O Salnés tras un año de pandemia