La falta de apoyo del Concello pone techo al Asmubal Meaño

La presidenta Silvia Lobato, acompañada por el director deportivo y varias jugadoras explicó ayer en la Quinta de San Amaro la situación de incertidumbre en la que está el club |
|

El Asmubal ha puesto a Meaño en el mapa autonómico y nacional los últimos años gracias al deporte, concretamente al balonmano. Al contar con trece equipos en su estructura integrada por más de 110 jugadoras y jugadores, entre ellos un equipo sénior femenino en División de Honor Plata y uno masculino que está en disposición de pelear por ascender a Primera Nacional.


El crecimiento deportivo de la entidad es indudable, con lo que eso supone para un pequeño concello como Meaño, con poco más de cinco mil habitantes. Pero la directiva que encabeza Silvia Lobato está en una encrucijada en estos momentos, lastrada por la falta de respaldo por parte del Concello. Por eso ayer la presidenta y el director deportivo Víctor Garrido comparecieron ante la prensa en la Quinta de San Aamaro para explicar la situación en la que se encuentra el club y pidiendo al Concello una respuesta a la solicitud de patrocinio.


Y es que explicaron que llevan varios meses sin contestación por parte del alcalde a las distintas peticiones de apoyo económico realizadas. Plantearon una esponsorización que la anterior alcaldesa, Lourdes Ucha, sí llevó a cabo en 2017 cuando por primera vez el equipo femenino compitió en categoría nacional. En aquella ocasión el Concello de Meaño patrocinó al equipo con 5.000 euros. Esta temporada sin embargo no se ha firmado acuerdo alguno cuando la temporada encara su recta final.


“No ano 2012 un grupo de pais decidimos botar man do clube para que non desaparecese”, empezó explicando la presidenta, que entre sus miltitareas en el club ejerce de delegada y también de chófer de unas de las furgonetas en los desplazamientos del Asmubal. “Naquel momento había un equipo sénior masculino e tres equipos de base”, recordó Lobato. “O apoio que había por parte do Concello encabezado polo alcalde Jorge Domínguez era prácticamente o mesmo que temos neste momento”, a pesar del crecimiento cuantitativo y cualificativo que ha experimentado el club. “O convenio coa escola base de 6.000 euros, hoxe recibimos 6.500”, detalló la presidenta, “e tiñamos a subvención xenérica entre 1.500 e 1.800 euros, a día de hoxe aumentou a 3.250 pero aínda así entendemos que para a nosa estrutura é escasa”.


Lobato también rememoró al acuerdo de patrocinio con el Concello alcanzado en 2017 con la exalcaldesa. “Tivemos varios reunións para pedirlle o respaldo para que o equipo feminino poidera competir en categoría nacional”. Ambas partes lo firmaron en diciembre de 2017 “por 5.000 euros, Ive incluido” y el club lo cobró ese mismo mes, en plena temporada. Desde entonces el Asmubal vio aumentado su respaldo social y vio como crecía su cantera. “A pesar do Covid seguimos mantendo 9 equipos de base, aparte dos dous séniors. O clube segue a medrar”.


Antes del inicio de la actual temporada, en la que de nuevo el equipo femenino milita en División de Honor Plata, tanto la presidenta como el director deportivo mantuvieron una reunión con el alcalde Carlos Viéitez para solicitar un patrocinio similar al de 2017 con el que sufragar una parte del coste de competir en la categoría, que asciende a 40.000 euros e incluye desplazamientos a Canarias. “Díxonos que se ía a valorar”. En la reunión el club también solicitó que se habilitara en el pabellón de Coirón una instancia para guardar el material y que se vigilase la instalación de calor que “non estaba funcionando correctamente”. Esta reunión fue en junio de 2020. La temporada empezó sin que el club obtuviese respuesta por parte del regidor, explicó Lobato ayer, por lo que “a directiva enviou por rexistro un escrito pedindo que por favor nos contestaran si podemos contar con este patrocinio directo”.


En la primera semana de septiembre el alcalde pidió a la directiva un informe para valorar la cuestión y así lo trasladaron, incluyendo la voluntad del club de realizar actividades en sus desplazamientos a cuatro Comunidades Autónomas para dar publicidad y visibilidad al Concello de Meaño y darlo a conocer. Desde entonces el club no obtuvo respuesta, por eso el pasado día 14 de marzo solicitaron mediante registro “unha reunión urxente co Concello para saber si realmente nos ía a apoiar ou non”.

El club sigue a la espera, aunque la preocupación ahora aumentó por la buena marcha del equipo sénior masculino, que tiene la posibilidad de ascender también a categoría nacional, por lo que el problema para el Asmubal sería por duplicado. “Si económicamente é dificil manter un equipo, dous vai a ser imposible sen a axuda do Concello”. Ante esta situación la directiva solicita “unha resposta”, ya que la situación de incertidumbre choca frontalmente con la consolidación del club como referente del balonmano en la comarca, como explicó Víctor Garrido.


Para sacar adelante el presupuesto la directiva está realizando todo tipo de iniciativas, 

como la venta de quesos, pero reconocen que llegarán al final de esta atípica temporada que genera gastos adicionales debido a las medidas Covid con un déficit de unos 7.000 euros, que esperan saldar una vez cobradas las subvenciones. Interpelada acerca del anuncio del video-marcador que se instalará en Coirón tras el acuerdo entre Xunta y Concello (este último invertirá 10.000 euros), Silvia Lobato dijo que “parécenos ben todo o que sexa mellorar a instalación, pero entendemos que nestes momentos hai outras prioridades”, como la continuidad del propio club con su estructura actual.

La falta de apoyo del Concello pone techo al Asmubal Meaño