La regeneración de A Carabuxeira avanza con la extracción de arena y la colocación del tubo geotextil

La empresa ya formó los montículos de arena y el lecho donde irán los tubos de geotextil para la contención | Concello
|

Los trabajos de regeneración de A Carabuxeira avanzan a buen ritmo con la extracción de los primeros 4.000 metros cúbicos de arena que en los últimos días se han depositado en el frente marino de la playa. Tras formar el lecho en el se instalará el tubo de geotextil que actuará como dique, la pala excavadora ha comenzado a amontonar la arena a modo de barrera natural en la parte alta del arenal para garantizar que los áridos no se vuelvan a remover.


Esta misma arena se extenderá luego para cubrir la zona consiguiendo el perfil óptimo que cumpla la regeneración de la playa.


La empresa Marcor Xove, encargada de los trabajos, iniciará esta semana la colocación de los primeros 20 metros del tubo geotextil en uno de los extremos de la playa, que se rellenarán de arena para garantizar su estabilidad y permanencia en el punto elegido. Se trata de una actuación pionera en Galicia y el dragado del tubo podría durar uno o dos días.


Seguridad en los accesos

En esta primera fase está previsto extraer a la zona erosionada de la playa un total de diez mil metros cúbicos de arena, que suponen mil camiones de veinte toneladas de arena cada uno. Con esta actuación tapará las rocas que el arrastre de las mareas dejó a la vista y que ocupan gran parte de la antigua playa.

Asimismo, se dará más seguridad y estabilidad a los muros de cierre, accesos y viviendas situadas en la primera línea de Carabuxeira, que desde hace años están expuestas al desgaste de las olas en mareas altas y temporales del invierno.


Segunda fase y paseo

En una segunda fase, que ya se está tramitando en las distintas administraciones competentes como Costas y Portos de Galicia, el proyecto prevé unas estructuras de contención permanentes y el dragado final en la playa de 25.000 metros cúbicos de arena. Además, se incluye un paseo marítimo de 360 metros entre Panadeira, Lavapanos y A Carabuxeira que permitirá el tránsito peatonal y el disfrute de este tramo de costa urbana.


El frente de la playa está previsto que cuente con entre 10 o 12 metros de arena, si las condiciones meteorológicas lo permiten, antes de este verano. Los trabajos sufragados con fondos de la sociedad municipal Nauta tienen un coste de 123.000 euros e incluyen, además, un estudio medioambiental de control de la actuación valorado en 18.000 euros. 

La regeneración de A Carabuxeira avanza con la extracción de arena y la colocación del tubo geotextil