Feijóo pide no "derogar" el Estatuto que la oposición insiste en reformar

El presidente del Constitucional, junto al presidente de la Xunta y el presidente del Parlamento | LAVANDEIRA JR
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, instó a ser "extremadamente cuidadosos" a la hora de "derogar, aunque sea parcialmente" la historia de éxito que constituye el Estatuto de Galicia, mientras la oposición insiste en que hay que reformarlo.


En la clausura este lunes de la jornada "Cuatro décadas de autonomía de Galicia. Retos y oportunidades", que se celebró en el Parlamento con motivo del 40 aniversario de la promulgación del Estatuto gallego, Feijóo advirtió de que la "crisis crónica" de Cataluña se inició con "una reforma estatutaria precipitada y frustrada".


Pero la líder del BNG, Ana Pontón, volvió a apostar por abrir un "debate sereno" para una nueva "Carta Magna gallega" ya que la comunidad precisa de un "autogobierno real", porque el Estatuto demostró no ser una "herramienta eficaz para poder abordar los problemas estructurales que tiene nuestro país".


Para el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, también es necesaria una actualización del texto estatutario, cuando acabe la pandemia, a través de un debate "serio, riguroso y fuera de demagogias" porque el Estatuto son los "cimientos para fortalecer" el autogobierno gallego.


Sin embargo, Núñez Feijóo alertó de que hay que ser "extremadamente cuidadosos a la hora de derogar, aunque sea parcialmente, lo que funciona y lo que suscita un acuerdo generalizado de la inmensa mayoría de la población", como sucede con el Estatuto y la Constitución.


Aseguró que la comunidad gallega "no deserta del autonomismo constitucional para buscar vías ilusorias que tienen como combustible el antagonismo de todos o contra todos" porque la unión es un valor sagrado y la ruptura social "el peor pecado que puede cometer un Gobierno".


Y afirmó que precisamente en la gestión de la pandemia "se reedita la responsabilidad del autogobierno" de Galicia porque son las comunidades autónomas las que están gestionando "la situación mas crítica" desde el punto de vista sanitario de los últimos cien años en España.


Las jornadas fueron inauguradas por el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, quien destacó la importancia de la cesión para llegar a políticas consensuadas y poder crear "estabilidad" en la sociedad y puso el Estatuto de Autonomía de Galicia como ejemplo de este "diálogo y concordia".


En un contexto en que las discrepancias entre Xunta y Gobierno sobre la ley de salud gallega y la ley de cambio climático estatal están a punto de llegar al Tribunal Constitucional, con sendos recursos, González Rivas aseguró que Galicia es una comunidad "ejemplar" por su desarrollo de los principios básicos del Estado de derecho.


Por su parte, el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, aseguró que en Galicia hay "autonomía política, pero también lealtad institucional y constitucional, por supuesto".


De hecho, garantizó que en la Cámara gallega "no se tomará ninguna decisión sin el respaldo de los servicios jurídicos" porque en Galicia no hay actitudes como las de "otras latitudes", sino que siempre se actúa con "sentidiño, rigor y lealtad institucional".


La presencia de González Rivas en esta jornada como "invitado de honor" le pareció un "desacierto" al BNG, porque precisamente el Constitucional se ha "caracterizado por limitar el desarrollo del autogobierno gallego y por ser un instrumento para llevar adelante una recentralización política del Estado", según Ana Pontón.

Feijóo pide no "derogar" el Estatuto que la oposición insiste en reformar