lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Oliveira arranca el compromiso de una campaña para evitar que las toallitas atasquen la red

El portavoz de Ciudadanos durante el Pleno celebrado ayer en Ravella | mónica ferreirós

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, David Oliveira, arrancó el compromiso verbal del gobierno local de realizar una campaña para concienciar sobre no tirar toallitas al váter, que acaban atascando la red de saneamiento. Es un problema grave que está ya afectando de manera directa a vecinos de Rosalía de Castro, en Carril, que sufren importantes atascos del alcantarillado. Ya en su día el ejecutivo se comprometió con Podemos a hacer una campaña de concienciación sobre cómo deshacerse correctamente de las mascarillas, aunque por el momento no se ha llevado a cabo.


En cualquier caso, el compromiso no pudo ser plasmado por escrito ya que se debatió en el seno de una moción del PP para agilizar la tramitación de la modificación del PXOM para poder ampliar la depuradora de Ferrazo. En este sentido, la portavoz socialista defendió que el Concello está atendiendo a todos los requerimientos hechos por la Xunta en las últimas semanas. El documento ambiental estratégico, de hecho, se puede consultar en la web de la Consellería de Infraestruturas y se encuentra en plazo de exposición al público.


El gobierno, por su parte, sacó adelante un cambio de crédito para, dentro del programa Vilagarcía Avanza para destinar 20.000 euros a crear rutas de senderismo y algo más de diez mil a reparar baldosas. La portavoz de Podemos, María de la O Fernández, criticó la falta de transparencia con respecto a este plan y la imposibilidad de consultar en la web las obras ejecutadas y las que faltan. Fue la única propuesta socialista en un pleno más rápido y menos bronco de lo habitual.


Plan de Salud Mental

Eso no quiere decir que la sesión estuviera exenta de los típicos cruces de acusaciones y reproches. La lentitud del PXOM fue motivo de tensión entre García Sanmartín y Ana Granja, aunque el mayor malestar del ejecutivo vino por una moción conjunta de la oposición para actualizar el reglamento de participación ciudadana (que data del año de la Expo y las Olimpiadas) y para crear la figura de asociación de interés municipal. El PSOE votó en contra porque, dijo su portavoz, “non se puxeron en contacto formalmente con ninguén do goberno” para las reuniones de elaboración del texto. Podemos sacó adelante sus dos mociones: Una para reclamar a la Xunta una línea de ayudas para la instalación de filtros EPA y medidores de CO2 en los locales hosteleros e instalaciones municipales y otra para reforzar la atención de la salud mental. En ambos casos, Fernández aceptó los matices socialistas. 

Oliveira arranca el compromiso de una campaña para evitar que las toallitas atasquen la red

Te puede interesar