Cruz Roja logró encontrar un puesto de trabajo a 72 vecinos de O Salnés durante el año pasado

Una campaña informativa realizada por Cruz Roja en VIlagarcía | d. a.
|

El Plan de Empleo de Cruz Roja, financiado por el Gobierno de España y el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo de Inclusión y Economía Social, permitió ayudar a 131 vecinos de la comarca de O Salnés, de las cuales el 69 por ciento fueron mujeres.


La entidad advierte de que la pandemia generada por el covid intensificó “las desigualdades y las brechas de género existentes en el ámbito laboral”. Una situación de vulnerabilidad de la que ya partían pero que ahora se agrava lo que se traduce, apuntan desde Cruz Roja, en “menos ahorros, empleos menos seguros y menor protección social”.


A este problema se añade que los sectores más afectados por la crisis, como el comercio, la hostelería y el turismo, se encuentran altamente feminizados.


Brecha digital

El Plan de Empleo de Cruz Roja trabaja con personas en riesgo de exclusión social. Se trata de aquellos que, en la búsqueda de empleo, se encuentran con diferentes obstáculos y dificultades a las que ahora hay que añadir los cambios provocados por la crisis del coronavirus. Para mejorar su empleabilidad y que lleguen a tener un puesto de trabajo, desde la organización se trabaja en itinerarios individualizados, ofreciendo formación en ocupaciones con salida laboral: potenciando valores, capacidades y habilidades; o apoyando las candidaturas en procesos de selección relacionados con el objetivo profesional.



Durante el año pasado se adaptaron todas las formaciones, seguimientos y orientaciones a una forma semipresencial, cumpliendo con las recomendaciones sanitarias. En este sentido, se entregaron en régimen de préstamo varias tablets con acceso a internet, para luchar contra la brecha digital. Un total de 72 vecinos de O Salnés lograron un empleo. 

Cruz Roja logró encontrar un puesto de trabajo a 72 vecinos de O Salnés durante el año pasado