Detectan a un conductor que circulaba a 163 kilómetros por hora en un límite de 70 en Caldas

La infracción fue detectada por el radar en la N-640 en Caldas | cedida
|

La Guardia Civil ha conseguido localizar al conductor de un vehículo que el pasado mes de marzo fue detectado por el radar circulando a 163 kilómetros por hora en un tramo de 70, en la carretera N-640 en Caldas. Según relatan desde la Guardia Civil fue el pasado 16 de marzo cuando el radar detectó la infracción, pero en el momento no fueron capaces de interceptar al causante de la infracción. Fue entonces cuando se inició la investigación y se comprobó que el vehículo estaba a nombre de una mujer con domicilio en la población asturiana de Navia. Una vez obtenidos estos datos se requiere la colaboración del equipo GIAT del Subsector de Tráfico de Asturias para que localice a la propietaria y determinar así quién conducía el vehículo en el momento de la infraccion.


Es la propia titular la que reconoce que el coche lo conduce habitualmente su hijo de 20 años de edad que trabaja en la provincia de Pontevedra y que reside en A Coruña.


La Guardia Civil localizó al joven y esta misma semana se prodeció a su investigación por un delito contra la seguridad vial. Y es que el conductor excedía en más de 80 kilómetros por hora el límite permitido en la carretera por la que circulaba, una vía considerada y calificada como interurbana. El joven, de ser considerado culpable por la Justicia, puede enfrentarse a penas de prisión de entre 3 y 6 meses, así como a una multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Además la infracción lleva aparejada la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a un año y un máximo de cuatro. La Guardia Civil apunta a estos comportamientos como el principal riesgo que concurren en los accidentes en general y de los más graves en particular. De hecho inciden en que no solo suponen un peigro grave de seguridad vial para los infractores, sino también para el resto de usuarios de la vía. 

Detectan a un conductor que circulaba a 163 kilómetros por hora en un límite de 70 en Caldas