Jealsa se da un año para recuperar la normalidad en la fábrica y Feijóo le traslada el “apoio inequívoco” de la Xunta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el máximo responsable de la empresa, Jesús Alonso | cedida
|

El presidente de Jealsa, Jesús Manuel Alonso Escurís, ha fijado el plazo de un año para lograr que la fábrica de Boiro, que el pasado sábado registró un incendio que afectó a más de 11.000 metros cuadrados de los 79.000 con que cuenta en O Bodión, retome con normalidad su actividad. “Que esté de nuevo más joven, más fuerte”, resumió en una intervención ante los medios coincidiendo con la visita que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, realizó ayer a las instalaciones para trasladar el “apoio inequívoco” a la compañía.


“Lo que pasó es durísimo”, admitió el directivo, añadiendo que, tras una jornada del sábado centrada en sofocar un fuego que se inició en la zona de congelados y se extendió a la de cocción y procesado, el domingo empezaron ya a “hacer planes para poder servir”. En su intervención, en la que agradeció el apoyo de la plantilla y de todas las personas que colaboraron en la extinción del fuego –este obligó a desalojar por precaución unas 25 viviendas y a 60 vecinos–, admitió también que vieron “un riesgo claro de que desapareciera todo”.


Sin tiempo que perder

Sin embargo, ahora quieren “mirar para adelante” y están “verdaderamente animados”, aunque también señaló que “no sufrimos tanto porque no nos lo permitimos”. De hecho, recalcó que “no podemos permitirnos vender menos ni perder un trocito de mercado” y explicó que trabajan en dos frentes, entre ellos reponer el servicio cuanto antes. “La ilusión, no un compromiso, es que esta fábrica, de la que hemos perdido varias partes, pero de la que quedó en pie, lo que podríamos llamar la fábrica de conservas, es ponerla en marcha antes de que pase el primer mes después del incendio y creo que lo vamos a conseguir”, concretó el presidente de Jealsa.


También dijo que trabajan para ser capaces de “reponer” otras partes de la producción, “con un plazo de tres meses para empezar a servir” y de cara a que “en el plazo de un año esta fábrica esté de nuevo más fuerte, más joven”. “Y para ello estamos trabajando como nunca”, insistió. Alonso hincapié en el esfuerzo que están realizando, destacando el talante de la plantilla: “Estamos aliviados, agradecidos y decididos”, resumió. También indicó que el único “cansado” empieza a ser él, para describir el ambiente que se respira, y contó que se encuentra trabajando a destajo, como “cuando era joven”.


Por su parte, el presidente autonómico trasladó el “apoio inequívoco” del gobierno a la empresa, a la plantilla y a las familias que dependen de su actividad, pues de este negocio viven unas 5.300 familias, sin olvidar, como destacó Feijóo, que es una de las 25 empresas más importantes de Galicia y de las primeras del mundo en conserva, con una facturación de unos 703 millones al año. Así, hizo mención a sus marcas, como Escurís y Rianxeira, “consolidadas” e “tan identitarias”, que se asocian a Galicia Calidade, a empleo femenino, a gente del mar, a transformación y a comercialización, continuó.


Asimismo, el máximo responsable de la Xunta agradeció el “esforzo e compromiso” de las más de 60 personas que “participaron de xeito coordinado” en la lucha contra el incendio en unas condiciones poco favorables por el viento y las altas temperaturas. De hecho, cree que sin esos reflejos, “probablemente estariamos en sinistro total” y reconoció que, conforme les iba llegando información sobre la evolución del fuego tenían el corazón en un puño porque “non lles vou ocultar que tememos o peor”, reconoció, pues llegaron a pensar pensando que la factoría “podía formar parte do pasado”.


Fondos Next Generation

Feijóo comentó también que Jealsa ha concurrido a los fondos europeos Next Generation presentando el proyecto We Seade, que opta a captar 100 millones de euros para desarrollar, entre otras iniciativas, una planta de biorrefinería marina, que “agora está máis xustificado que nunca”. Esta aprovecharía los descartes de alimentos y componentes y tendría capacidad para tratar 240.000 toneladas de residuos

Y nuevamente alabó su capacidad para “poñerse en pé” tras un incidente de estas dimensiones pues considera que ha acreditado que “estaba preparada”. Pero también su “autoestima”.

Jealsa se da un año para recuperar la normalidad en la fábrica y Feijóo le traslada el “apoio inequívoco” de la Xunta