El Ribadumia quiere redimirse y cambiar el paso en Santiago

El Ribadumia se impuso hace menos de un mes en A Senra al conjunto santiagués, al que aventaja en 6 puntos | mónica ferreirós
|

Tras los dos últimos tropiezos en casa e Ribadumia busca redimirse hoy en capital gallega ante un Estudiantil Vista Alegre que está a 9 puntos de los puestos de permanencia cuando restan 15 por jugar. El equipo local, plagado de caras conocidas del fútbol arousano como Catú, Manu Bugallo, Suso, Diego Fernández, Antón Vilas, Chiño o Manu Rodríguez, no tira la toalla y viene de ganar en O Couto a la UD Ourense. En los visitantes Luis Carro no puede contar con los sancionados Santi (3 partidos) y Giráldez, ni con Hugo Soto por lesión. “El campo nos beneficia, pero a ellos también, es grande y está muy bien. Jugamos contra un equipo que prácticamente juega ya sin presión”, dice Carro. “Necesitamos tener un buen día, estar acertados y dominar las áreas, algo que no fuimos capaces de hacer en el último partido”. De nada sirve lamentarse de los puntos que se esfumaron en A Senra ante Fisterra y As Pontes, el Ribadumia mira hacia adelante consciente de que “seguimos dependiendo de nosotros mismos”. Solo tres puntos separan al Ribadumia del cuarto clasificado, que es el Barco.


El equipo de Carro ha demostrado que puede superar a cualquier equipo del grupo de permanencia en juego, pero en las dos útlimas jornadas ha dejado dudas sobre su madurez para gestionar marcadores favorables. De eso habla el vilanovés. “Tenemos que ser capaces de gestionar las emociones y ser capaces de manejarnos en todos los pequeños partidos que se dan dentro de un mismo partido. A veces da la sensación que queremos hacer siempre el mismo partido en un momento que se requiere otra cosa y no se puede”, explica el entrenador. En el Ribadumia son conscientes de que una victoria esta tarde en Santiago le cambia por completo el panorama, “hay que ir con todo a intentar ganar”. 

El Ribadumia quiere redimirse y cambiar el paso en Santiago